Tag Archives: BCRA

¿Podrá el gobierno controlar el dólar hasta las elecciones?

Por
Federico Furiase y Martín VauthierDirectores de Eco Go y Profesores en UTDT No “shortear” (apostar en contra) al BCRA con cepo en año electoral. En la nota que escribimos por este diario a principios de diciembre, señalábamos que en año electoral y con cepo, el Gobierno no iba a convalidar un salto discreto del tipo de cambio oficial como parte de una negociación con el Fondo y que tenía margen para mantener un deslizamiento del tipo de cambio oficial bien por debajo de lo que marcaban los contratos de futuros de ROFEX. Y así fue: los contratos de futuros de ROFEX con vencimiento en marzo 2021 bajaron de $100 a principios de diciembre a la zona de $95 hoy. Un mes y medio después ratificamos el diagnostico. En un año electoral, con cepo y demandas sociales crecientes, el Gobierno tarde o temprano volverá a usar el dólar oficial y las tarifas como semi anclas para intentar una recuperación del salario contra la inflación. No es prescripción, sino diagnóstico… ¿Tiene margen el Gobierno para llegar a octubre sin “devaluar”? Con cepo, soja en US$500 la tonelada, capital político y un BCRA que tiene 15.000 millones de nominales en bonos soberanos en dólares líquidos, pero que rinden 17% en el mercado, para vender contra pesos, los desequilibrios macroeconómicos pueden durar más tiempo sin implotar de lo que predice el Excel de los economistas, aun a costa de continuar profundizando el desequilibrio monetario cambiario, deteriorando el balance del BCRA y escondiendo inflación debajo de la alfombra. Pero claro, después de las elecciones de octubre quedan dos años, hay poca nafta en las reservas netas del BCRA, no se cuenta con el mercado internacional de capitales para colocar deuda a tasas bajas y los espacios para aumentar la demanda de pesos prácticamente se saturaron en el año 2020 con un financiamiento monetario record de $2 billones (7,5% del PIB). Dependerá de cómo llegue la economía a las elecciones y del resultado electoral, si tendremos o no el shock nominal que viene esperando el mercado con el reloj actualizado de las reservas netas líquidas del BCRA. La inercia fiscal para 2021. Como venimos señalando, el déficit fiscal primario 2020 cerró en 6,5% del PIB vs. el 8,3% del PIB del Presupuesto. Lo paradójico es que, a pesar de dicho ajuste de los números fiscales en relación al Presupuesto, el Gobierno ni siquiera intentó capitalizarlo como puntapié para empezar a construir una historia que contribuya a una recuperación en el precio de los bonos, en un mundo donde Perú coloca deuda a 100 años a 3,3%, México a 50 años a 3,75% y República Dominicana a 20 años a 5,3%: el carácter de la política, la falta de un programa para empezar a reconstituir el balance del BCRA y la posición técnica del mercado juegan en contra.De cara a 2021, partiendo de un déficit primario de 6,5% del PIB y suponiendo una nominalidad mayor a la de 2020, en torno a 45%, que ayudaría a licuar el gasto previsional (60% del gasto corriente neto de gasto COVID) dada la fórmula de indexación aprobada en el Congreso, una caída del gasto COVID desde 3,4% del PIB a 1,5% del PIB, el mantenimiento de los subsidios en porcentaje del PIB en 2,9% (algo que podría alcanzarse incluso en un escenario donde las tarifas aumenten por debajo de los costos, dada la mayor cobrabilidad en energía y la suba en el factor de ocupación en transporte), y una recuperación en la relación recaudación/PIB traccionada por el rebote del nivel de actividad, la inercia fiscal nos dejaría en 2021, incluso sin un gran esfuerzo, más cerca de un déficit fiscal primario de 3,5%/3,8% del PIB que del 4,2% del PIB del Presupuesto. Pero obviamente, en un año electoral, con un gobierno desgastado políticamente, demandas sociales crecientes con salarios reales que vienen por el subsuelo y una segunda ola de COVID que luce muy probable a la luz de lo que ocurre en el Hemisferio Norte y del rebrote de las últimas semanas, la política podría perfectamente llenar la pileta y arrimar el bochín al déficit primario de 4,2% del PIB, lo que implicaría tirar demasiado de la cuerda del financiamiento monetario, exigiendo a una demanda de pesos exhausta y arriesgando brecha cambiaria e inflación en el año electoral. Las idas y vueltas en torno a la extensión del congelamiento tarifario y el ruido en torno a las negociaciones con el FMI son un ejemplo, donde tampoco ayuda la señal que se envió con las ofertas de reestructuración agresiva en el caso de las provincias e YPF. ¿Acuerdo con el Fondo en “Stand By”? El Ministro Guzmán tiene un gran desafío por delante: acatar las restricciones políticas del año electoral y negociar un acuerdo con el Fondo que no sólo permita estirar el perfil de vencimientos con el organismo sino también vender una historia de consolidación fiscal y ajuste monetario al mercado, para bajar la brecha cambiaria y recomponer la oferta de dólares comerciales durante la cosecha gruesa, condición necesaria para que el BCRA recomponga reservas netas y comience a anclar variables nominales. El riesgo creciente es que las restricciones políticas del año electoral extiendan el congelamiento tarifario, reactiven el gasto COVID y potencien las transferencias discrecionales a provincias para reconstruir capital político, alejando las chances de un acuerdo exitoso con el Fondo que implique desembarco de fondos frescos y venda una historia financiera al mercado antes del inicio de la cosecha gruesa. El rompecabezas del crawling (deslizamiento) del tipo de cambio, la inflación y la tasa. El último trimestre de 2020 deja un ritmo de inflación anualizado del 54%, aun con congelamiento tarifario, puja distributiva contenida y precios que estuvieron fuera de órbita por la cuarentena. Si el BCRA acomoda el deslizamiento del tipo de cambio oficial a la inflación pasada (4% mensual) con la tasa de interés corriendo de atrás (3% mensual), la nominalidad se retroalimenta, sobre todo, con la velocidad de circulación pegando la vuelta, el aumento estacional en la demanda de pesos de diciembre revirtiéndose (una situación con la que tropezaron distintas gestiones del BCRA en los últimos años), en un contexto de overhang (excedente) monetario, negociaciones paritarias por correr y expectativas desancladas.Inflación y crawling del tipo de cambio oficial viajando al 4% mensual y tasa de interés al 3% (lejos de las tasas implícitas en futuros o del rendimiento de la deuda en pesos en el mercado secundario) tiene cuatro problemas:* Nominalidad: acomodar el crawling del tipo de cambio oficial a la inflación pasada sin un ancla nominal creíble y con la tasa corriendo desde abajo termina retroalimentando el ritmo de nominalidad del pasado al futuro.* Reservas netas: tasas reales negativas, dólar viajando por arriba de la tasa y alta brecha cambiaria, incentivan importaciones y desincentivan exportaciones, en detrimento de las reservas del BCRA.* Brecha cambiaria: apalanca al mercado con tasas reales negativas para llevar pesos al MEP/CCL, presionando sobre la brecha cambiaria.* Costo Financiero: Si bien Finanzas consigue pesos al 38% TNA de tasa, el grueso de las colocaciones es a CER + 0,5%/1% (ajusta el capital de la deuda a inflación), y si la inflación se sigue acelerando (54% el ritmo de inflación anualizada del último trimestre 2020), la factura de Finanzas será “cara” aunque la tasa sea del 38%. Entendemos que el BCRA debería invertir esta trayectoria: moderar el ritmo del crawling del tipo de cambio oficial y subir la tasa por arriba de la inflación y del deslizamiento del tipo de cambio oficial, para intentar frenar nominalidad en la previa de las paritarias y encarecer el costo del apalancamiento del mercado para posicionarse en dólar MEP/CCL. Pero la “desagradable aritmética monetaria” juega y si el BCRA sube la tasa pero no se sostiene la recomposición de reservas del BCRA, la suba de tasa sólo retroalimentará expectativas de emisión monetaria endógena. Por eso, por ahora, no vemos que el BCRA suba la tasa en la velocidad y en la intensidad que espera el mercado, sobre todo, cuando el BCRA viene con saldo positivo en la compra de reservas desde diciembre y Finanzas consigue pesos al 38%TNA de tasa. Será clave que la inflación de enero de debajo de 4% para mantener la posición del BCRA de wait and see (tantear y esperar) en relación a la decisión de tasas. No alcanza con la venta de bonos del BCRA. En lo que va de enero (al día 18), la venta de bonos en dólares contra pesos del BCRA al dólar MEP y la ganancia por futuros del BCRA constituyeron los principales factores de absorción monetaria, alcanzando el 67% de la emisión monetaria endógena por los intereses de las Leliqs/pases pasivos, en un mes donde los bancos desarmaron pases pasivos por cuestiones de regulaciones de encajes. La sábana corta: como no hay confianza en un proceso de consolidación fiscal/ajuste monetario, el mercado que le compra los bonos en dólares al BCRA contra pesos luego se da vuelta y vende los bonos para hacerse de dólares a $145, hundiendo las paridades en dólares de los bonos y volviendo a recalentar la brecha cambiaria. Entonces el BCRA tiene que balancear la ecuación comprando bonos en dólares contra reservas netas, tendencia que no es sostenible en el tiempo dado el exiguo nivel de estas últimas. Sin señales de la política ni la implementación de un programa fiscal/monetario/financiero consistente, intentar “llegar” a octubre apelando a controles y a los stocks disponibles (fundamentalmente los bonos en el balance del BCRA) deja expuesta a la economía a una aceleración de la nominalidad y pone un techo a la recuperación post pandemia en un escenario de administración del estancamiento. Como muchas veces en economía, el partido se juega en el terreno de las expectativas: así como de poco sirvió anunciar un déficit de 6,5% del PIB en enero de 2021 cuando se vino sosteniendo incluso hasta diciembre el número del Presupuesto, lo mismo podría ocurrir si se sobrecumpliera la meta del Presupuesto y recién se anunciara en enero de 2022, luego de haber insistido todo el año en un número más elevado para contrarrestar cualquier idea de “ajuste”. Como dijo un gran economista, en el largo plazo…

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Mirá también


Go to Source
Author: Clarin.com

Link y Banelco se unieron para ofrecer Transferencias 3.0

A principios de diciembre el Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunciaba la implementación de una nueva forma de pagos digitales, que apuntaba a ser más eficiente para los usuarios. En esta oportunidad, Link y Banelco, los administradores de transferencias inmediatas con mayor cantidad de transacciones en el país, se unieron para ofrecer una solución integrada de ambas redes para Transferencias 3.0.

“La nueva solución será interoperable y accesible, y ampliará la actual posibilidad de transferir dinero entre cuentas bancarias y virtuales, agregando más canales de fácil acceso para usuarios y comercios”, dice el comunicado que emitieron las compañías.

Además de pagos por medio de homebanking y cajeros automáticos, se podrán realizar en comercios a través de códigos QR y tarjetas de débito en terminales POS y mPOS. Los comercios recibirán la acreditación en forma instantánea al momento del pago.

“A través de este desarrollo conjunto los usuarios de las redes Link y Banelco podrán acceder a una solución de pagos inmediata, ágil e interoperable de alcance nacional”, comenta el presidente de Link, Raúl Catapano.

Por su parte, Ricardo Moreno, presidente de Prisma Medios de Pago, empresa propietaria de Banelco, manifiesta su satisfacción “con el alcance que tendrá la solución que refleja el trabajo conjunto y coordinado de ambas compañías poniendo foco en los clientes”.

Cabe destacar que en diciembre, cuando comenzó a funcionar Transferencias 3.0, más de 100 mil comercios de todo el país se sumaron al nuevo sistema nacional de pagos. La meta del programa es que, en el plazo de un año, cualquier comercio o empresa del país pueda cobrar por sus servicios con un código QR a cualquier persona y, a su vez, recibir el dinero en forma instantánea e irrevocable, lo que ayudará a competir con el uso de efectivo.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad


Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Negocios

Cuál es el nuevo plazo límite para canjear los billetes de $ 5 en los bancos

El Banco Central (BCRA) volvió a extender la recepción de los billetes de cinco pesos. Ahora, las entidades financieras deberán recibirlos hasta el 31 de agosto de 2021, de acuerdo con la comunicación 7.185.

“Las entidades financieras deberán recibir hasta el 31 de agosto de 2021 los ejemplares presentados por el público a los fines de su canje o acreditación en cuenta y deberán depositar dichos billetes en calidad de deteriorados en sede del Banco Central hasta el 31 de diciembre de 2021”, indicó el BCRA.

“A tal efecto, les informamos que se ha dispuesto reconocer hasta el 31 de diciembre de 2021 la condición de moneda de curso legal de los billetes de 5 pesos que depositen las entidades financieras en sede de esta Institución”, agregó.

De este modo, indicó, a partir del 1° de enero de 2022, los billetes de 5 pesos serán considerados desmonetizados. 

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad


Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Ciudadanos

Qué es el “efecto Bienes Personales” que hace que las reservas del Banco Central suban casi USD 600 millones en diciembre

Las reservas del BCRA terminan el año debajo de los USD 40.000 millones. (Reuters)
Las reservas del BCRA terminan el año debajo de los USD 40.000 millones. (Reuters) (AGUSTIN MARCARIAN/)

El mes de diciembre vuelve a ser atípico respecto de lo que fue el turbulento recorrido financiero de 2020. Puntualmente es el Banco Central el que se posiciona como beneficiado de la coyuntura propia de fin de año, en la que se observa una importante recuperación de los depósitos en dólares y una sostenida oferta de divisas en el mercado, que permitió a la entidad monetaria concluir estas ruedas del mes con un saldo neto positivo de más de USD 400 millones por su intervención cambiaria y recuperar reservas por casi 600 millones de dólares.

La clave para entender este sustancial cambio en la tendencia del mercado oficial es estacional. El mes de diciembre se caracteriza por un crecimiento de los depósitos en dólares de los privados, pues tanto estas colocaciones como los bonos en dólares están exentos por la AFIP del pago de Bienes Personales, en base a las tenencias al 30 de diciembre.

En lo que va del mes, las reservas internacionales del Banco Central exhiben un crecimiento de USD 564 millones. A falta de tres jornadas operativas la semana que viene, los activos internacionales podrían crecer más que los USD 653 millones de junio, para consolidar el mes de mayor aumento desde diciembre de 2019 (+USD 1.076 millones).

Además hay que considerar que por motivo de las fiestas de Fin de Año, diciembre tiene solo 15 ruedas operativas (aún faltan tres), frente a las 21 de junio pasado, por lo que el promedio diario de crecimiento de reservas es de USD 47 millones en el último mes del año, frente a los USD 31 millones promedio de junio.

En diciembre las reservas vienen creciendo a un promedio diario de USD 47 millones

El recorrido, de todos modos, sigue en rojo, debido a la crisis económica de la Argentina, los férreos controles de cambio y la profundización de la recesión por impacto del Covid-19. En 2020 las reservas caen USD 5.632 millones, un 12,6% menos que los USD 44.848 millones del cierre de 2019. Solo entre entre julio y noviembre últimos, la pérdida acumulada fue de unos 4.882 millones de dólares.

En diciembre las reservas se sostienen en dos columnas: compras netas por unos USD 410 millones efectuadas por el BCRA en una plaza con mayor oferta de divisas y el crecimiento de los depósitos, por más de USD 500 millones, pues la mayor parte de las colocaciones se contabilizan en las arcas del Central.

Mientras que la necesidad estacional de pesos de diciembre recorta la demanda de dólares, los elevados precios internacionales de los granos también incentivan las liquidaciones, en una época en la que el trigo es protagonista de las exportaciones. La soja avanza un 30% en el año y un 48% desde el piso de marzo, y en USD 362 la tonelada alcanza un pico en ocho años.

Los depósitos privados crecen en diciembre USD 515 millones y el stock de USD 15.200 millones el más elevado desde el 16 de octubre pasado

“Seguimos observando ruedas positivas para el Banco Central. Septiembre fue el de mayor demanda, por lo que la entidad tuvo que abastecer el resto, siendo un mes muy negativo para sus reservas”, señaló la consultora Portfolio Personal Inversiones. Añadió que en diciembre “la demanda de dólares fue mucho menor mientras que la liquidación de granos se mantiene en niveles parecidos, abasteciendo de más al mercado y permitiendo al Banco Central recuperar divisas”.

También suma la destacada recuperación de los depósitos en moneda extranjera. Las colocaciones en efectivo del sector privado aumentaron en lo que va de diciembre en USD 515 millones, a USD 15.200 millones, según datos del BCRA al 21 de diciembre último. Se trata del monto más elevado desde el 16 de octubre pasado.

Como en las reservas se cuenta la diferencia entre depósitos y préstamos en dólares, en concepto de encajes, el incremento de los mismos –USD 640 millones en diciembre-, mejoró el nivel de los activos brutos.

Un reporte de la consultora Delphos Investment sostuvo además que “con el afán de no quedar expuestos en títulos gravados por Bienes Personales en la foto de fin de año, muchos inversores decidieron rotar parte de la cartera hacia bonos soberanos generando un incremento en la cotización”.

Seguí leyendo:

Mercados: las acciones argentinas cayeron en Wall Street, en una sesión corta en la víspera de Navidad

Dólar: cuáles son los 5 peligros que acechan la tranquilidad del mercado

¿Cuál fue la inversión del año?: cuánto ganaron o perdieron quienes invirtieron USD 1.000 en bonos, acciones, bitcoins o plazo fijo


Go to Source
Author: Juan Gasalla

¿Por qué se espera una suba de tasas pese a la calma del dólar?

Durante el mes de noviembre, según el consenso de los analistas que reportan al REM del BCRA, la inflación habría sido del 3,6% y se espera un 4% para el último mes del año.

En sintonía, el dólar oficial se arrastró 3,81% pero las tasas de interés pagan por los depósitos mayoristas en pesos (BADLAR) 2,84%, las empresas pueden conseguir adelantos en cuenta corriente abonando 2,7% y los bancos se proveen de liquidez con un call de 2,44%.

Por eso los analistas del mercado esperan una aceleración de las tasas en los próximos meses, que es incluso superior a la que pronosticaban en el reporte de expectativas del mes pasado.

Desde mayo, el REM apuesta a que el gobierno patearía la inflación del 2020, hacia el 2021, esencialmente congelando precios y tarifas, que eventualmente tendría que corregir.

Así, mientras que en el quinto mes del 2020 pensaban que la inflación de este año sería del 43,3% y la del año que viene del 41,1%, ahora imaginan que el corriente cerrará en 36,7% pero que en 2020 habrá un 50% de aumento de precios.

Mientras el costo de alquilar dinero corra por debajo de la inflación y de la tasa de devaluación será negocio endeudarse en pesos para ir a buscar en primera instancia dólares, o cualquier mercadería que se le parezca.

Esta inconsistencia no solo acelera las importaciones y frena las exportaciones, como venimos viendo en los últimos meses (en octubre las ventas externas cayeron 21,6% a pesar de los buenos precios internacionales, mientras que las compras perdieron solo 2,8% en un contexto en que el PBI esta 4,9% abajo del mismo mes del 2019), sino que de no revertirse arriesga un nuevo derrumbe de la demanda de pesos con motivo especulativo (reserva de valor).

Es cierto que el gobierno mantiene a raya los dólares paralelos con sus intervenciones en el mercado de bonos, logrando bajar los billetes financieros, pero al costo de ser los únicos países, junto con Perú y Venezuela, que en los últimos 20 días han visto subir su riesgo país, a pesar del boom de ingreso de capitales que está teniendo la región desde que ganó Biden y mejoró el prospecto de la vacuna.

En general, las monedas regionales se fortalecen al mismo tiempo que baja el riesgo país y viceversa, porque el ingreso de fondos del exterior que busca papeles domésticos aprecia las divisas locales. Por eso en Brasil, Chile, Colombia y México hubo fuerte apreciación cambiaria en las ultimas semanas y en todos esos países el riesgo país cayó mas de 10% en el mes.

Esa mejora de las monedas regionales es una buena noticia en el contexto de presión cambiaria que tiene Argentina, porque equivale a una devaluación nuestra, pero si baja el riesgo global de los emergentes no es bueno ir a contramarcha, porque estamos perdiendo el viento a favor que empezó a soplar en la región.


Go to Source
Author: Clarin.com

US$450 millones: suspenden a un exportador ligado a Vicentin por no liquidarlos





Para el BCRA la firma Díaz y Forti no liquidó US$450 millones, pero en la empresa dicen que “es muy por debajo de la mitad” y “no tiene bolsillo para corregir en 72 horas”




Luego de que el Gobierno pusiera como condición para permanecer en un registro oficial que los exportadores cumplan con el requisito de liquidar las divisas, el Ministerio de Agricultura suspendió del Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) a la exportadora Díaz & Forti, propiedad del grupo rosarino Olio. Se trata de la firma que opera plantas a fasón en Vicentin que le permite a esta última seguir en funcionamiento en medio de su concurso de acreedores.


















































Según pudo saber LA NACION, el Banco Central (BCRA) le informó a Agricultura que esa firma tenía sin liquidar US$450 millones. Acto seguido, en línea con la resolución sobre los requisitos para estar en el RUCA, la cartera que conduce Luis Basterra procedió a suspender a la empresa de ese registro.





Desde Díaz & Forti respondieron que “está todo orquestado” en su contra por la operación con Vicentin. Además, cuestionaron la cifra señalada como no liquidada. “Es muy por debajo de la mitad”, dijo a LA NACION Fernando Jurado, CEO del grupo exportador.





















































Jurado dijo mostrarse sorprendido sobre los pasos que se dieron desde que se sacó la resolución, el miércoles pasado. “Seguramente tenemos cosas por corregir y mejorar, pero hay operaciones a medida. Sacan la resolución, la ponen en vigencia y el funcionario (por Agricultura) aprieta el botón (que saca a la firma del RUCA)”, indicó Jurado.





El CEO del grupo calificó esto como “Operación 1-2-3” porque en tres días se dio todo. Denunció que hubo llamados a multinacionales para que se pusieran al día antes de la resolución y afirmó: “No tenemos bolsillo para corregir en 72 horas. Está todo orquestado, en tres días hábiles ponen la medida”.























Para Jurado, con esta sanción “quieren parar Vicentin”. Añadió: “Nosotros somos el tubo de oxígeno (de Vicentin), no el enfermo”. Ayer, el juez que sigue el concurso de la cerealera Vicentin ordenó una intervención por 90 días en su órgano de administración. Nombró a Andrés Shocron como interventor co-administrador y le dio a la provincia de Santa Fe la posibilidad de ocupar la subintervención.














En tanto, según pudo averiguar este medio, la objeción oficial es que Díaz & Forti tenía más de 100 operaciones contabilizadas sin liquidar.





En este contexto, el primer retraso se habría registrado en mayo y el BCRA cursado en ese momento también la primera intimación para que liquide. En tanto, se habrían detectado operaciones de ingreso de divisas, que se debían liquidar en el Mercado Único de Cambios, a través del Contado Con Liqui (CCL), no permitido.














En este contexto, el Gobierno informó al sistema financiero para que se le impida el acceso a divisas, pudiendo solo liquidar la deuda. También hubo comunicaciones a la Aduana para que no permita operaciones de exportación ni importación.





“En mayo ya tenía operaciones vencidas por 30 millones de dólares, ahí se les cursó la primera nota de intimación”, contó una fuente consultada al tanto del caso.














El fin de semana pasado, Díaz & Forti estuvo suspendido del RUCA porque supuestamente no estaba habilitado para operar con otras dos firmas. En la empresa dicen que habían informado las operaciones respectivas cuestionadas. Agregan que han iniciado acciones legales “contra organismos y funcionarios” por su situación.









Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS




¿Te gustó esta nota?








Go to Source
Author: lanacion.com

El Banco Central premió a dos estudiantes de la UNC por investigaciones sobre finanzas

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) premió a dos estudiantes avanzados de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) por sus investigaciones sobre temas monetarios y financieros.

El organismo dio a conocer los trabajos ganadores de la edición 2020 del Premio Anual de Investigación Económica “Dr. Raúl Prebisch”.

Según informó hoy la UNC, en la categoría Estudiantes Universitarios, el primer premio fue para Patricio Temperley, quien presentó el trabajo “Sustitución de monedas y efecto histéresis: una aplicación empírica para la Argentina”. 

Allí analiza la paulatina pérdida de poder de compra del peso argentino y la adquisición de moneda extranjera como refugio.

Publicidad

Según comentó el estudiante, la fuerte inestabilidad cambiaria que tuvo lugar en 2019 lo motivó para elaborar el paper triunfador. “Me empezó a inquietar qué tan difícil podía resultar revertir esa situación”, sostuvo, y agregó: “La intuición me indicaba que quizás no era cuestión de hilar algunas medidas correctas de política económica que reencaminaran las expectativas, sino que el problema podía ser más grave”.

El “efecto histéresis” tiene que ver con la posible irreversibilidad que existe en el proceso de dolarización de una economía. 

El segundo reconocimiento fue compartido y tuvo a Manuel Infante como uno de los galardonados, con su paper “Índices de movilidad: Una aplicación empírica al sistema financiero argentino”, en el que plantea una metodología para medir la movilidad en la distribución del ingreso relacionado con las deudas crediticias de las personas.

El trabajo es una aplicación de una metodología que se utiliza para medir movilidad sobre categorías discretas sobre quintiles de ingreso, tamaño de firmas o calificaciones de instrumentos de deuda.

La entrega de los premios se realizará en una ceremonia virtual que se llevará a cabo en la segunda quincena de noviembre.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad


Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Negocios

Medidas: el BCRA podrá implementar las facturas de crédito electrónicas para las PyMEs





El Gobierno autorizó a BCRA a implementar sistema de circulación para facturas de crédito electrónicas Fuente: Archivo




A partir de hoy, el Banco Central podrá implementar el Sistema de Circulación Abierta para Facturas de Crédito Electrónicas Mipymes, “como herramienta para la circulación extrabursátil, negociación, transmisión y cancelación de las mismas”.


















































La medida fue establecida en el Boletín Oficial a través de la resolución 103/2020 de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa. El BCRA será el responsable de “diseñar, desarrollar y poner operativo el sistema autorizado”.





En tanto, el emisor de la factura podrá elegir entre la transmisión de la misma a un agente de depósito colectivo para su negociación en los mercados autorizados por la Comisión Nacional de Valores (CNV), o el envío al sistema que implemente el BCRA.





















































La voluntad del vendedor deberá ser registrada al momento de la emisión del comprobante digital. Asimismo, el emisor de la factura va a poder modificar su elección en cualquier momento hasta la aceptación de la misma.





Cuando esto suceda, el deudor deberá indicar como modalidad de pago, un banco pagador y su respectiva cuenta de origen, para que la cancelación se realice mediante compensación interbancaria al momento de la presentación al cobro del comprobante digital.





Las facturas de crédito electrónicas aceptadas que no hayan sido acreditadas, en un agente de depósito colectivo o similar, sólo podrán pagarse al vencimiento si el deudor no hubiera optado por la modalidad de un banco pagador.

















Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS




¿Te gustó esta nota?








Go to Source
Author: lanacion.com

El Banco Central eleva al 34% la tasa del plazo fijo para evitar que quede abajo de la inflación





Tras conocerse ayer el dato de inflación, el BCRA corrigió al alza hoy la tasa mínima para ahorristas y siguó adelante con la readecuación de tasas pactada con el Ministerio de Economía Fuente: Archivo




El Banco Central (BCRA) respondió hoy al desafío que le había dejado planteado el IPC de septiembre, al reportar una tasa de inflación del 2,8%, que dejó atrás a las del 2,7173% que redituó un ahorro en plazo fijo tradicional pactado a la tasa mínima del 33,06% anual garantizada.


















































En especial porque, al fijar los “lineamientos” de su política monetaria, la gestión Pesce había proclamado que favorecería “el ahorro en moneda doméstica”, aclarando incluso que eso suponía “un manejo de tasas de interés que evite que caiga en niveles reales negativos”, aunque aclarando también que debía “ser compatible con el financiamiento de la producción y la construcción de una curva de rendimientos a mayor plazo”.





El presidente del BCRA, Miguel Pesce, aprovechó el proceso de revisión que abrió a principios de mes, tras haber acordado con el Ministerio de Economía una progresiva armonización entre las tasas que valida el Tesoro Nacional y las que fija la entidad monetaria, para retocar al alza los tipos de interés que se ofrecen a los ahorristas y aumentar los incentivos para que los bancos coloquen sus excedentes de liquidez de corto plazo en pases y reduzcan sus inversiones en Letras de Liquidez (Leliqs) de manera de reorientar esos pesos a las emisiones de deuda que vaya haciendo en Estado.
































Vale recordar al respecto que, recientemente, el BCRA le subió del 50% al 75% en relación a su Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC) el límite de tenencia de títulos del Tesoro Nacional que los bancos pueden tener en sus carteras de inversión, algo con lo que buscaría posibilitar que Economía avance en los próximos meses en la confección de metas fiscales y un plan de financiamiento, como le reclama el FMI para acotar la incertidumbre y estabilizar el mercado.























En esta readecuación, elevó las tasas pasivas que los bancos deben ofrecen por plazos fijos del rango del 30,02% al 33,06% nominal anual vigente hasta hoy (para imposiciones mayores a $1 millón y las de personas humanas que no superen este tope) a otro que va del 32% al 34% para cada caso. De este modo, la tasa mínima para los ahorristas queda ahora en el 34% anual (39,84% TEA), lo que supone un rendimiento levemente por encima del 2,8% mensual. La entidad confirmó que el nuevo esquema de tasas comenzará a regir mañana.





La otra opción para evitar rendimientos negativos en relación a la inflación es constituir plazos fijos indexados a 90 días, ya que asegura el ajuste del capital invertido según la variación que tenga el Coeficiente CER (que replica al IPC), más un punto. Hay también una opción para precancelarlos transcurrido el primer mes, pero la tasa en ese caso se recorta al 70% de la que paga el plazo fijo minorista tradicional.























Además, decidió aumentar la tasa de pases pasivos a 1 día del 27% al 30% anual y creó una opción para los que que se pacten a 7 días al 33%. De este modo, esta tasa para las inversiones que los bancos pueden hacer en este instrumento (que contrariamente a las Leliqs no tiene límites) creció entre 11 y 14 puntos en un mes, ya que estaba en el 19% anual. Eso permitirá a los bancos y fondos comunes de inversión mejorar la renta que ofrecen por dinero que se mantenga en cuentas a la vista o que se coloque en FCI especializados en manejos de liquidez.














En tanto, la entidad monetaria volvió a reducir en un punto la tasa que paga por las Leliqs, que ya queda en el 36% y cae dos puntos en el mes, tras haber quedado congelada en el 38% anual durante seis meses.





Hay que recordar que el rango de tasas convalidado por el Tesoro Nacional en las últimas licitaciones para los instrumentos en pesos colocados a corto plazo va del 28,5 (a un mes) al 35% anual (a 150 días).














Para el economista Federico Furiase, director asociado de la consultora Eco/Go, la suba de tasas “llega tarde” y se queda “muy corta frente a una brecha cambiaria que se amplió hasta superar el 100%, con un BCRA que le queda pocas reservas netas”. Y explicó: “Creo que la oportunidad de avanzar en esto con chances de éxito la tuvieron a principios de agosto cuando anunciaron el arreglo con bonistas”.





Furiase cree que en las actuales circunstancias, ya con un gran problema de credibilidad en torno al rumbo económico frente a la magnitud de los desequilibrios fiscales y monetarias, no hay chance de corregirlo subiendo la tasa de interés. “Lo que se requiere un plan de estabilización y una agenda macro”, dijo.














Desde el BCRA explican que con la suba de tasa de pases y la reducción de las que se pagan por las Leliq avanzan en el alineamiento “con los instrumentos del Tesoro” mientras reducen en forma gradual el costo cuasifiscal de la esterilización que había alcanzado el mes pasado valores similares a los que mostraba al final de la gestión Macri. “A la vez que aumenta su efectividad para influir en las tasas de corto plazo de la economía”, sostienen.









Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS




¿Te gustó esta nota?








Go to Source
Author: lanacion.com