Tag Archives: brutalmente

Defendió a una amiga y fue atacado por una patota a ladrillazos: el joven está grave

Un joven de 25 años fue brutalmente agredido la semana pasada en la localidad bonaerense de José C. Paz cuando intentó defender a una amiga de una agresión verbal y se encuentra internado en grave estado.

Se trata de Facundo Nicolás Petroboni. El miércoles pasado el joven acompañó a una amiga hasta el Hospital Mercante de José C. Paz. Como había olvidado llevar un tapabocas, permaneció en la puerta del edificio, donde un grupo de al menos seis jóvenes que serían de esa misma zona insultó a su amiga e intentó agredirlo.

Fue en ese contexto que el joven intentó defender a su amiga. Pero el grupo de chicos amenazó con golpearlo, por lo que Facundo salió corriendo hacia su domicilio a pocas cuadras de ese centro de salud.

Publicidad

La patota comenzó a seguirlo y en el camino juntaron piedras, cascotes y ladrillos, con las que atacaron al joven. Todo quedó registrado en una cámara de seguridad de la zona.

Como consecuencia de la golpiza y los ladrillazos, Facundo fue trasladado de urgencia a un centro asistencial donde permanece internado en grave estado.

Familiares del chico agredido denuncian que en la persecución la policía detuvo a uno de los jóvenes pero luego lo liberaron. “En la fiscalía de Malvinas no me quisieron atender y hasta el día de hoy nadie se comunicó con nosotros”, señaló Cintia, hermana de Facundo a Infobae, y añadió: “Nosotros nos movimos y conseguimos el video donde se ve que en el camino van recogiendo piedras que después le tiraron. Tenemos miedo”.

José C. Paz. Facundo fue atacado por una patota. Está grave.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad


Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Sucesos

Jujuy: una mujer trans denunció haber sido brutalmente golpeada por un oficial penitenciario

Una mujer trans de 26 años denunció que fue brutalmente golpeada por un efectivo penitenciario, en la ciudad de Palpalá, Jujuy.

Según consignó El Tribuno, el hecho ocurrió durante la madrugada del sábado, a la salida de un bar de la avenida Libertad.

La presidenta de la fundación “Damas de Hierro” relató que “un hombre increpó” a la mujer y “vociferaba insultos homofóbicos, ante las risas de quienes lo acompañaban”.

“Nuestra compañera le contestó y este hombre le pegó una trompada que la dejó desmayada por más de 10 minutos”, aseguró.

La víctima fue socorrida por otras personas, pero según denunciaron, el atacante quería seguir agrediéndola.

Según el medio local, el hombre etaba acompañado de cuatro mujeres que, lejos de frenar el ataque, lo alentaban a que continúe con la golpiza.

La referente de la organización “Damas de Hierro” contó también que acudieron a la seccional 23º de Palpalá, los efectivos “se rieron y se retiraron dejándonos en estado de abandono”.

La mujer perdía mucha sangre y sus acompañantes pidieron atención médica, pero nunca llegó y sus familiares tuvieron que cargarla en una moto para llevarla hasta el hospital “Wenceslao Gallardo”, ubicado en la ciudad.

“Cuando llegó el Same, la trataron como hombre, a lo que la compañera se enojó y se fue caminando hasta la guardia”, agregó.

La víctima quedó desfigurada por los golpes, tiene 10 puntos en la cara, 3 en la frente, 5 en la rodilla y perdió todos los dientes delanteros.

“La mayoría de las personas trans son trabajadoras sexuales, por lo que esta situación impacta de manera total en su vida, ya que estará por lo menos tres meses sin poder trabajar”, agregó Ibara.

Se espera que por la tarde del martes se realice un “cartelazo” en las puertas de la Seccional 23º para repudiar el accionar de la policía.

‘);
$(“#activateComments”).trigger(‘refreshPlugin’);
}

$(document).on(“wa.login”, function(e, user){
var status = sasSiteHelper.getKwPw();
if (status != 2) {
$(“div.comment-buttons”).show();
$(“.habilito_comentar”).show();

} else {
$(“div.comment-buttons”).hide();
$(“.habilito_comentar”).hide();
}

refreshCommentPlugin();
});

$(document).on(“wa.logout”, function(e, user){
var status = sasSiteHelper.getKwPw();
if (status != 2) {
$(“div.comment-buttons”).show();
$(“.habilito_comentar”).show();

} else {
$(“div.comment-buttons”).hide();
$(“.habilito_comentar”).hide();
}

refreshCommentPlugin();
});

$(window).scroll(function() {
var divEntry = $(“.content-top-right”);
var bottom = $(window).height() – divEntry.height();
bottom = divEntry.offset().top – bottom;
if ($(window).scrollTop() > bottom) {
$(“#containerID-comments-pase”).attr(‘style’,’width: 100%;clear: both’);
}
})


Go to Source
Author: Clarin.com

La brutal agresión sufrida por un niño de dos años causa conmoción en Bolivia

La agresión contra un niño de apenas dos años de edad que fue brutalmente golpeado por la sobrina de la dueña de la casa en que vivía con su familia causó conmoción en el vecino país de Bolivia.

El suceso ocurrió este sábado en la ciudad de Warnes, en la región oriental de Santa Cruz, cuando la madre del menor salió a trabajar y lo dejó al cuidado de su otra hija de 13 años.

El niño “aparentemente habría sido agredido con un cable o un objeto más contundente”, explicó a los medios el director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, Ángel Morales.

La hermana del menor comentó a la madre que después de que saliera a trabajar, la muchacha, identificada como Lizeth, entró al cuarto en el que vive esta familia, la sacó de allí y procedió a golpear al pequeño, según el certificado forense del caso difundido por el ministro de Gobierno (Interior), Eduardo del Castillo.

Publicidad

Imágenes compartidas en Facebook por otras personas para hacer la denuncia muestran al niño con marcas en el rostro y la espalda dejadas por su agresora, que pudo usar un palo o un cable para golpearlo.

La aparente causa de la agresión fue que el niño habría dañado el pasado miércoles la cubierta del teléfono móvil de Lizeth y una tarjeta de banco, “por lo que ella quedó enojada y desde ese día andaba agrediendo verbalmente al menor y su hermana”, indica el certificado forense.

La mujer y sus dos hijos viven en un cuarto alquilado en esa vivienda desde hace unos meses.

El pequeño tiene quince días de impedimento y se tienen algunos antecedentes de problemas con la sobrina de la dueña de casa, aunque la madre no las denunció antes, declaró por su parte Glen Antelo, encargado de la Defensoría del Menor en Warnes.

Publicidad

El suceso se investiga bajo los supuestos delitos de tentativa de infanticidio y lesiones graves y gravísimas.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad


Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Sucesos

Atacaron y quemaron a una mujer trans en Santa Cruz del Lago

Una joven trans que fue brutalmente agredida el martes al mediodía en su vivienda de calle Los Nogales, en Villa Santa Cruz del Lago, permanece internada en el Instituto del Quemado con quemaduras en el 25 por ciento de su cuerpo. 

Ricardo, tío de Renata Albornoz, dijo a La Voz que la joven se encuentra en terapia intensiva y que pasado el mediodía recibirán un nuevo parte médico para conocer su evolución. “Sufrió quemaduras en el 25 por ciento de su cuerpo, aparentemente no hay órganos comprometidos, y nos dijeron que si evoluciona bien en dos días podrían pasarla a sala”, relató. 

Por el caso hay un tío de Renata detenido, acusado de haber rociado combustible y prendido fuego a la joven. “Hay una disputa familiar por la vivienda desde hace tiempo, y eso está en la Justicia, pero también hay muchas situaciones de transfobia por parte de mi cuñado hacia mi sobrina”, explicó Ricardo. 

Publicidad

En un mismo terreno hay dos viviendas, en una vive el ahora detenido junto a su pareja, y en la otra Renata, quien hasta hace poco vivía con su abuela. “A mi mamá la traje a Córdoba a vivir conmigo, y quería hacer lo mismo con mi sobrina por el constante maltrato de mi cuñado hacia ella. Pedí autorización y me dijeron que hasta el 26 no se podía por el Covid, entonces le sugerí a Renata que no se quedara sola. Ella estaba ahí con su pareja y con una amiga”, describió Ricardo. 

“Lo que sabemos es que mi hermana y mi cuñado la quisieron sacar de la casa, primero le prendieron fuego a la moto del novio de Renata y luego, por una ventana, entraron y le tiraron combustible a ella y la prendieron fuego”, contó. 

La joven en llamas salió hasta la vereda y se tiró sobre el césped mojado para apagarse. “Una vecina puso una manguera y así la terminaron de apagar”, continuó Ricardo. 

La causa recayó en la fiscalía de Villa Carlos Paz, y el atacante -que es empleado municipal- fue detenido. La Municipalidad de Villa Santa Cruz del Lago manifestó su repudio por el “acontecimiento policial” que involucró a un empleado de la comuna. 

Desde la Asociación Civil Miradas Diversas repudiaron el ataque, y pidieron “apoyo de les compañeres y otres organizaciones civiles del colectivo LGBTTTIQA+ en esta causa que nos vulnera nuestros derechos legítimos en reclamo de que no sigan pasando estos hechos de trans odio que se repiten y nos afectan a todes cuando suceden”. 

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad


Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Ciudadanos

Chevalier

¿Qué factores pudieran definir la masculinidad, vista ella en el espíritu brutalmente competitivo que alimenta el capitalismo?

Una parábola fílmica trata de ofrecer una respuesta a tal inquietud  recurriendo a la llamada comedia de observaciones, esa que se alimenta de la mirada objetivamente escrutadora y deja los análisis al espectador. No una mirada artística hecha, masticada, sino más bien oblicua e invitando a diversas conjeturas.

Chevalier es el título de esta comedia de tintes dramáticos desconcertantes, centrada en seis hombres de la clase media alta de la sociedad griega, que se encuentran de vacaciones en un lujoso yate que surca el mar Egeo. Han pescado y buceado, y por las noches se sientan a beber y a conversar. El conflicto se dispara a partir de un juego de comparaciones destinado a probar quién es el mejor de ellos  en muchos sentidos, desde el diámetro de la cintura, hasta la potencia eréctil.

El filme fue realizado en 2015 por Athina Rachel Tsangari,  peso  pesado de lo que ha dado en denominarse «la ola rara del cine griego», cuyo máximo exponente es Yorgos Lanthimos (LangostaEl sacrificio de un ciervo sagrado). El movimiento artístico coincidió con las reiteradas crisis económicas y políticas que se sucedieron en la nación griega y que, en buena medida, son analizadas y traspuestas en pantalla desde los estilos e historias más disímiles, un cine desbordado de talento y con una renovada vitalidad corrosiva, un mundo muy particular de concebir ficciones, influido por cineastas del calado de Luis Buñuel y Robert Bresson; del primero, el abanico de interpretaciones que pudieran derivarse de sus historias –y Chevalier es un buen ejemplo de esa influencia buñueliana–, y del segundo, el desasosiego  existencial contemporáneo que motiva a buscar respuestas artísticas a tono con los tiempos difíciles que corren.

Tsangari se apoya en sus idearios estéticos para mantener fuera de campo la crisis griega en todas sus letras, y en su lugar recurre a una  sátira de costumbrismo mesuradamente enrarecido para hablar de la neurosis de los protagonistas –todos hombres–, niños grandes empeñados en reafirmar su hombría a cualquier precio, gente acomodada en un sistema socioeconómico –pudiera pensarse– que agoniza a manos de una tropa de inseguros ególatras, lo que no quita para que la mirada feminista de la Tsangari desborde las fronteras de su país y se convierta en una crítica a cierta cultura machista que suele estar presente en cualquier lugar del mundo, y hay escenas en Chevalier que, dentro de la sobriedad general imperante en el filme, son para reír con ganas.  

Los que recuerden el cine de Lanthimos, notarán cómo también la Tsangari apuesta al absurdo teñido de cómico y a la violencia espontánea en momentos en que la solidaridad europea, como identidad comunitaria, parece estar en picada. A ello habría que agregarle la impronta de unos diálogos que, a ratos, nos parecerán automatizados, o forzados, y que terminan por redondear una atmósfera de extrañeza y hasta de ansiedad encaminada a cuestionar los límites del poder y los privilegios de las clases privilegiadas, una distopía de la desigualdad que hunde a las capas más vulnerables de la sociedad, repitiendo una historia tan vieja como la vida misma.




Go to Source
Author: Rolando Pérez Betancourt

Chevalier

¿Qué factores pudieran definir la masculinidad, vista ella en el espíritu brutalmente competitivo que alimenta el capitalismo?

Una parábola fílmica trata de ofrecer una respuesta a tal inquietud  recurriendo a la llamada comedia de observaciones, esa que se alimenta de la mirada objetivamente escrutadora y deja los análisis al espectador. No una mirada artística hecha, masticada, sino más bien oblicua e invitando a diversas conjeturas.

Chevalier es el título de esta comedia de tintes dramáticos desconcertantes, centrada en seis hombres de la clase media alta de la sociedad griega, que se encuentran de vacaciones en un lujoso yate que surca el mar Egeo. Han pescado y buceado, y por las noches se sientan a beber y a conversar. El conflicto se dispara a partir de un juego de comparaciones destinado a probar quién es el mejor de ellos  en muchos sentidos, desde el diámetro de la cintura, hasta la potencia eréctil.

El filme fue realizado en 2015 por Athina Rachel Tsangari,  peso  pesado de lo que ha dado en denominarse «la ola rara del cine griego», cuyo máximo exponente es Yorgos Lanthimos (LangostaEl sacrificio de un ciervo sagrado). El movimiento artístico coincidió con las reiteradas crisis económicas y políticas que se sucedieron en la nación griega y que, en buena medida, son analizadas y traspuestas en pantalla desde los estilos e historias más disímiles, un cine desbordado de talento y con una renovada vitalidad corrosiva, un mundo muy particular de concebir ficciones, influido por cineastas del calado de Luis Buñuel y Robert Bresson; del primero, el abanico de interpretaciones que pudieran derivarse de sus historias –y Chevalier es un buen ejemplo de esa influencia buñueliana–, y del segundo, el desasosiego  existencial contemporáneo que motiva a buscar respuestas artísticas a tono con los tiempos difíciles que corren.

Tsangari se apoya en sus idearios estéticos para mantener fuera de campo la crisis griega en todas sus letras, y en su lugar recurre a una  sátira de costumbrismo mesuradamente enrarecido para hablar de la neurosis de los protagonistas –todos hombres–, niños grandes empeñados en reafirmar su hombría a cualquier precio, gente acomodada en un sistema socioeconómico –pudiera pensarse– que agoniza a manos de una tropa de inseguros ególatras, lo que no quita para que la mirada feminista de la Tsangari desborde las fronteras de su país y se convierta en una crítica a cierta cultura machista que suele estar presente en cualquier lugar del mundo, y hay escenas en Chevalier que, dentro de la sobriedad general imperante en el filme, son para reír con ganas.  

Los que recuerden el cine de Lanthimos, notarán cómo también la Tsangari apuesta al absurdo teñido de cómico y a la violencia espontánea en momentos en que la solidaridad europea, como identidad comunitaria, parece estar en picada. A ello habría que agregarle la impronta de unos diálogos que, a ratos, nos parecerán automatizados, o forzados, y que terminan por redondear una atmósfera de extrañeza y hasta de ansiedad encaminada a cuestionar los límites del poder y los privilegios de las clases privilegiadas, una distopía de la desigualdad que hunde a las capas más vulnerables de la sociedad, repitiendo una historia tan vieja como la vida misma.




Go to Source
Author: Rolando Pérez Betancourt

Brutal agresión a una anciana en Valencia durante un asalto en el portal

  • Agencia Atlas

Detenido el violento ladrón que agredió brutalmente a una anciana para robarle, en Valencia. Ocurre en el interior del portal. El hombre abordó a su víctima en el momento en que abría la puerta. Tras un breve forcejeo, le propina un golpe tremendo con el codo. La mujer cae al suelo y queda inconsciente. Tuvo que ser trasladada al hospital.Minutos después, el ladrón intentó usar la tarjeta. Otro caso parecido fue el de dos ancianas en Bilbao atacadas en un portal también. Ambas intentan defenderse sin éxito del agresor. Peor parada salió una mujer en Algeciras. Fue salvajemente atacada por un individuo que después de propiciarle una brutal paliza acaba robándole el bolso. Al menos en este caso el agresor fue detenido.
-Redacción-


Go to Source
Author: