Tag Archives: contra

España.- Villarejo justifica que denunció a un ex jefe del CNI para proteger a España

15/01/2021 Juicio contra el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo por presuntos delitos de calumnias y denuncia falsa contra el ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán.
POLITICA EUROPA ESPAÑA JUSTICIA
TSJM
15/01/2021 Juicio contra el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo por presuntos delitos de calumnias y denuncia falsa contra el ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán.
POLITICA EUROPA ESPAÑA JUSTICIA
TSJM
(TSJM/)

Se describe como “la persona más vilipendiada de este país” por “atreverse” a denunciar a Sánz Roldán

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo ha negado, en el juicio que se celebra este viernes en su contra por presuntos delitos de calumnias y denuncia falsa contra el ex director del CNI Félix Sanz Roldán, cualquier ánimo de injuriarle, asegurando que su único propósito al denunciarle era proteger los intereses institucionales de España, y ha denunciado que, en cambio, él sí sería víctima de una operación para “aniquilarle” orquestada, supuestamente, por el ex jefe de la Inteligencia española.

Villarejo, a preguntas de su abogado sobre cuál era su “ánimo” a la hora de denunciar a Sanz Roldán por, presuntamente, difundir una fotografía del ex comisario cuando regresaba de una operación encubierta contra el terrorismo yihadista, ha respondido que no era injuriar sino “definitorio”. Según ha declarado, le “indignó” que de esa forma se pusiera en peligro su tapadera y con ello a sus colaboradores. “Me pareció absolutamente aberrante”, ha remachado.

Además, ha esgrimido que primero intentó abordar el asunto con Sanz Roldán “por la vía del diálogo” y por ello le envió un mensaje a su teléfono personal, aunque –ha dicho– sin obtener respuesta ninguna. Así las cosas, ha contado que decidió acudir a las notas públicas –“Creo que ese fue el origen de toda la animadversión”– y finalmente a la interposición de una denuncia.

El comisario jubilado ha aseverado que el motivo que le llevó a denunciar a Sanz Roldán fue defender los intereses institucionales de España, aduciendo que “como servidor del Estado” su “obligación” era “poner en conocimiento de la autoridad lo que estime que es delictivo”. “Con la madre, con la patria, sin razón o sin ella. Yo jamás voy en contra, como español”, ha sentenciado, al tiempo que ha criticado que “este es un país absurdo donde a uno le insultan llamándole patriota”.

Villarejo se ha ratificado asimismo en la denuncia que presentó en su día contra Sanz Roldán por, según mantiene, entregar esa fotografía a ‘El País’ para ilustrar un artículo sobre los “tentáculos” del ex comisario en el mundo de la justicia. Ha explicado que, dado que se tomó cuando bajaba de un avión en una “zona privada” de pistas del aeropuerto de Melilla, “solamente una persona autorizada podría haber sacado esa fotografía”.

“Entonces, milagrosamente, alguien debió pensar que nosotros íbamos a algo, un periodista, seguro, algún genio de la vida, sacó la foto, la tuvo dos años guardada y la publicó, casualmente, coincidiendo con una historieta para no dormir”, ha dicho, tirando de ironía. “Era imposible que nadie, salvo el CNI, tuviera esa foto”, ha argumentado, indicando también que solo podría haber salido a la luz a través de Sanz Roldán o por orden expresa suya.

CORINNA “ESTABA ATERRADA”

El acusado se ha ceñido igualmente a lo que dijo en la entrevista que concedió el 5 de junio de 2017 al programa ‘Salvados’ de La Sexta, cuando señaló que Sanz Roldán había amenazado de muerte a la ex amiga del Rey Emérito Corinna Larsen, por lo que se le imputa un presunto delito de calumnias.

Villarejo ha reiterado que en las distintas reuniones que mantuvo con Larsen, entre las que ha citado algunas en Londres y Mónaco, pudo comprobar que “esta señora no mentía, que estaba realmente aterrada”. “No hice más que reproducir lo que, no solo me había dicho Larsen, sino lo que luego después pude comprobar porque así me lo manifestaron altos mandos del CNI”, ha declarado.

De acuerdo con el policía retirado, se vio con la empresaria germanodanesa, fingiendo que era un abogado que quería ayudarla, porque desde el CNI le indicaron que “era muy importante intentar recuperar una serie de documentos que afectaban a la seguridad del Estado”. “Yo intentaba convencerla, seducirla, porque era mi trabajo”, ha comentado, añadiendo que llegó a ganarse su confianza”.

En este punto, ha aprovechado para expresar su sorpresa por lo que ha considerado una irresponsabilidad por parte de Sanz Roldán. “Yo dije: ‘¿cómo se le ocurre a este hombre ir allí a amenazar a esta mujer’?”. Según ha contestado él mismo, las personas con quien trató el tema dentro del Centro Nacional de Inteligencia le explicaron que “quería quedar bien con el Señor”, en una supuesta alusión a Don Juan Carlos.

“LA PERSONA MÁS VILIPENDIADA” DE ESPAÑA

Tras todo ello, y debido a que Sanz Roldán se lo habría tomado como “una cuestión personal”, el ex director del CNI habría puesto en marcha una persecución contra Villarejo, de acuerdo con la versión del ex comisario. “Está clarísimo que es todo una operación perfectamente diseñada porque hay que aniquilar a un sujeto que se ha atrevido a cuestionar el funcionamiento de una persona que abusa de su condición”, ha defendido. “Debo ser el único idiota de este país que se atreve a denunciar al director general del CNI”, ha añadido.

En este sentido, se ha mostrado seguro de que si no hubiera actuado contra el ex jefe de la Inteligencia española habría seguido “igual” que en los últimos años, resaltando que ha trabajado con “distintos gobiernos”. “Soy la persona más vilipendiada de este país por decirle al señor Sanz Roldán lo que los demás no se atrevían”, ha insistido, para apostillar que no le tiene “miedo” y que no se arrepiente “en absoluto” de lo que hizo: “En la vida uno tiene que vestirse por los pies, y jamás nadie me va a hacer arrodillar”.

No obstante, a lo largo de su declaración ha puesto de manifiesto varias veces que está “físicamente fastidiado”, ha mencionado problemas de memoria, espalda y oído, y se ha quejado, al igual que su abogado en las cuestiones previas, de que no se ha respetado el principio de ‘igualdad de armas’. “Estas son mis armas, papel y lápiz”, ha dicho mostrándoselas al juez y a las partes.

A pesar de los problemas de memoria que dice tener, después de pasar más de cuatro años en prisión en lo que ha definido como una situación de confinamiento por estar incomunicado, Villarejo ha advertido de que está experimentando un “efecto de neuroplasticidad”. “Estoy empezando a recordar todo y dedicando muchas horas”, ha dicho.

También ha expresado su “admiración” hacia el juez, Jesús de Jesús, por que “se pueda mantener independiente de tanta presión”, teniendo en cuenta que –ha apuntado– debe haber un “miedo atroz” a lo que pueda decir en una vista oral. “Estoy condenado de antemano”, ha concluido Villarejo.


Go to Source
Author: Infobae Newsroom

METALES PRECIOSOS-Oro avanza mientras países endurecen restricciones por coronavirus

Por Asha Sistla 15 ene (Reuters) – El precio del oro subía el viernes por los nuevos confinamientos contra el coronavirus en Europa y señales de una política cauta por parte de la Reserva Federal en Estados Unidos. * A las 1059 GMT, el oro al contado ganaba un 0,4%, a 1.853,81 dólares la onza, en camino a cerrar la semana con un leve alza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos mejoraban un 0,1%, a 1.853,80 dólares la onza. * “Acabamos de alcanzar la marca de dos millones de muertos, que es una estadística horrible, pero destaca claramente el prolongado esfuerzo para llevarnos al otro lado de esta pandemia”, dijo Ole Hansen, analista de Saxo Bank. No obstante, agregó que el despliegue de las vacunas podría contrarrestar algunas de estas preocupaciones a corto plazo. * El endurecimiento de los confinamientos en Alemania y Francia, así como las nuevas restricciones contra el COVID-19 en China, afectaban al optimismo en torno a la recuperación económica mundial. * El mercado del oro también lograba respaldo por comentarios del presidente de la Fed, que sugirió que no habrá cambios en las tasas de interés, señaló Hansen. * Jerome Powell dijo el jueves que la economía de Estados Unidos sigue lejos de sus objetivos de inflación y empleo y que “no habrá pronto” una subida de las tasas. * No obstante, un resiliente dólar seguía ofreciendo resistencias al lingote, mientras el rendimiento de los bonos referenciales a 10 años del Tesoro se mantenía cerca de los máximos de 10 meses tocados más temprano en la semana. * En otros metales preciosos, la plata cedía un 0,4%, a 25,43 dólares la onza; el platino bajaba un 1,7%, a 1.099,13 dólares, pero acumulaba un alza superior al 3% esta semana; y el paladio perdía un 0,5%, a 2.396,17 dólares. (Reporte de Asha Sistla y Sumita Layek en Bengaluru; editado en español por Carlos Serrano)


Go to Source
Author: Asha Sistla

No ignores este titular: la pandemia está empeorando, lo que suceda después depende de ti

(CNN) — A pesar de la esperanza en las vacunas este año, los expertos advirtieron que el comienzo de 2021 sería un momento muy difícil en esta pandemia.

Resulta que las dos primeras semanas han sido horribles.

Estados Unidos acaba de romper sus récords históricos de mayor cantidad de infecciones, hospitalizaciones y muertes por covid-19 reportadas en un día:

– El 2 de enero, se informó un récord de 302.506 nuevas infecciones en un día, según la Universidad Johns Hopkins.

Eso es un promedio de 3.5 personas que se infectan por segundo.

– El 6 de enero, un récord de 132.447 pacientes fueron hospitalizados con covid-19, según el Proyecto de Seguimiento Covid.

Muchos hospitales ahora están llenos más allá de su capacidad, lo que significa que incluso aquellos que no tengan covid-19, por ejemplo, víctimas de accidentes automovilísticos, podrían no recibir atención inmediata.

– El 12 de enero, se reportaron 4.462 muertes por covid-19 en solo un día, un récord histórico, según Johns Hopkins.

Un Boeing 747 puede transportar unos 400 pasajeros. Eso significa que en un día, las muertes en Estados Unidos por covid-19 equivalían a que 11 aviones jumbo estrellaran, matando a todos a bordo.

EE.UU. pedirá pruebas negativas de covid-19 a viajeros aéreos 0:43

¿Por qué está pasando esto?

La gente está bajando la guardia debido a la fatiga pandémica. Y muchos de los que están hartos de tomar precauciones se están enfermando.

Ahora que el clima es más frío, más personas socializan en interiores. Y el coronavirus se propaga principalmente durante el contacto cercano con otras personas a través de gotitas respiratorias, que se producen cuando alguien habla, tose, canta o incluso respira.

A veces, las partículas virales pueden «permanecer en el aire durante minutos u horas», dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU (CDC, por sus siglas en inglés).

«Estos virus pueden infectar a personas que estén a más de 6 pies (1,8 metros) de distancia de la persona infectada o después de que esa persona haya dejado el espacio», dijeron los CDC.

Socializar en interiores con cualquier persona fuera de tu burbuja, incluso con un solo amigo, es arriesgado. Reunirte con varios amigos en interiores puede ser peligroso.

«Si vas a una fiesta con cinco o más personas, es casi seguro que habrá alguien con covid-19 en esa fiesta», dijo el Dr. Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical de Baylor College of Medicine.

Una razón por la que el coronavirus se propaga tan fácilmente es porque las personas pueden contagiar sin saber que están infectadas y pueden transmitir el virus sin verse ni sentirse enfermas.

México: atenderán en casa a pacientes no graves de covid-19 4:01

Los CDC estiman que más del 50% de todas las infecciones se transmiten por personas que no muestran síntomas.

«Esto significa que al menos la mitad de las nuevas infecciones provienen de personas que probablemente no saben que son infecciosas para otros», dijo la agencia.

Y tal como predijeron los médicos, los viajes y las reuniones durante las vacaciones han provocado nuevas oleadas de infecciones, hospitalizaciones y muertes en todo el país.

Las consecuencias de las vacaciones todavía podrían afectar a Estados Unidos durante las próximas semanas.

«Se necesitan de dos a tres semanas para que los pacientes se enfermen lo suficiente como para necesitar ir al hospital después de contraer el virus», dijo el Dr. Anish Mahajan, director médico del Centro Médico Harbor-UCLA.

Aunque la Navidad fue hace menos de tres semanas, «ya estamos llenos».

«No tenemos más capacidad de UCI», dijo Mahajan. «Todos los hospitales de la región están colocando a los pacientes de la UCI en lugares inusuales del hospital solo para encontrar un lugar para ellos».

Algunos pacientes han sido colocados en salas de descanso de hospitales, estacionamientos y tiendas de regalos.

Además hay nuevas variantes identificadas

Lo nuevo en 2021: Estados Unidos ha confirmado al menos 76 casos de una variante altamente transmisible del coronavirus que se detectó por primera vez en el Reino Unido.

Esos casos de EE.UU. se encontraron en 12 estados: California, Florida, Minnesota, Nueva York, Colorado, Connecticut, Maryland, Texas, Pensilvania, Indiana, Wisconsin y Georgia, según datos de los CDC publicados el miércoles.

Pero las cifras reales podrían ser mucho más altas porque Estados Unidos está a la zaga de docenas de otros países en la proporción de casos de covid-19 que se analizan mediante secuenciación genética.

¿Cuándo debes hacerte la prueba para detectar el covid-19? 1:12

Y Estados Unidos ocupa el puesto 61 en la rapidez con que se recolectan muestras de virus de los pacientes, se analizan y luego se publican en una base de datos internacional para encontrar nuevas variantes.

A principios de este mes, un funcionario de los CDC dijo que la agencia planea duplicar la cantidad de muestras que secuencia a mediados de enero, con un objetivo de 6.500 por semana.

Comprender la composición genética de un virus y cómo cambia es fundamental para garantizar que las vacunas sigan siendo eficaces.

Todos los virus mutan con el tiempo y las nuevas variantes son comunes.

Pero los científicos que asesoraron al gobierno del Reino Unido han estimado que la variante podría ser hasta un 70% más efectiva para propagarse que otras.

Si bien puede ser más transmisible, no hay evidencia de que esta variante sea más mortal o cause una enfermedad más grave, dijeron los CDC.

Pero esta cepa no es la única que causa preocupación.

Se ha demostrado que una variante detectada por primera vez en Sudáfrica podría escapar de algunos de los anticuerpos producidos por una vacuna contra el covid-19.

Esa cepa se detectó por primera vez hace dos meses en Sudáfrica y se ha encontrado en 12 países. Hasta el jueves, no se había detectado en Estados Unidos.

¿Por qué no podemos todos vacunarnos ya?

El proceso de vacunación es más lento de lo esperado.

La administración de Trump inicialmente dijo que tenía como objetivo vacunar a 20 millones de personas para finales de 2020.

Eso no sucedió. Ni siquiera cerca.

CDC proyectan 92.000 muertes adicionales en EE.UU. 0:46

Hasta el jueves por la mañana, se habían administrado alrededor de 10,2 millones de dosis de vacunas, de aproximadamente 29,3 millones de dosis que se han distribuido en Estados Unidos, según los CDC.

Y las dos vacunas distribuidas en Estados Unidos en este momento, de Pfizer/BioNTech y Moderna, requieren dos dosis por persona.

El Gobierno federal dijo recientemente que dejará de retener las dosis que se mantienen en reserva, con la intención de ayudar a garantizar las segundas dosis, para que más personas puedan obtener su primera dosis más rápido.

En las próximas semanas y meses, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) podría otorgar una autorización de uso de emergencia a otras vacunas, como las de Johnson & Johnson y AstraZeneca.

Pero de cualquier manera, millones de estadounidenses tendrán que esperar meses antes de recibir una vacuna.

¿Qué significa todo esto para ti?

Si deseas que la vida vuelva cerca de la normalidad (y más rápidamente), es hora de duplicar las medidas de seguridad:

Usa una mascarilla en público y cada vez que estés cerca de alguien que no viva contigo. Si existe la posibilidad de una infección dentro de tu hogar, usa también una mascarilla en casa.

No confíes en una prueba negativa como una forma de ver a amigos o parientes «de manera segura». Puedes dar negativo en la prueba, pero aun así estar infectado y contagiar.

Se agota en Ecuador fármaco no aprobado para el covid-19 3:27

Mantén el distanciamiento físico. Lávate las manos con frecuencia. Y no creas que eres invencible, incluso si eres joven y estás sano.

«Vemos casos graves entre adultos jóvenes sanos sin causas subyacentes aparentes», dijo Hotez.

«Si se debe a … una dosis más alta del virus o si tienen alteraciones genéticas que no conocen, simplemente no lo entendemos», dijo.

«Entonces, no podemos predecir de manera confiable quién manejará bien este virus y quién no».

Elizabeth Cohen, Maggie Fox, Michael Nedelman y Amanda Watts de CNN contribuyeron a este informe.


Go to Source
Author: olivertapia

Insiste Pompeo en «jugar con fuego»

China ha advertido, respecto a la política estadounidense contra la nación asiática, que EE. UU. insiste en «jugar con fuego y se puede quemar». Tales declaraciones tienen que ver con las reiteradas provocaciones del gobierno decadente de Donald Trump sobre Taiwán, isla con un estatus concebido en la resolución política de Beijing de «una sola China», que goza de todas las garantías para ello, y que Washington se empeña en torpedear deliberadamente.

Con los pies más fuera que dentro del Departamento de Estado, su titular, Mike Pompeo, repite la retórica provocadora de su amo, y acaba de decidir «levantar todas las restricciones a la cooperación estadounidense con Taiwán», a espaldas de China.

«Solo hay una China en el mundo, y Taiwán es parte inseparable de ella. Este es un reconocimiento común de los chinos, tanto dentro como fuera del país, y también es un hecho reconocido por la ONU y la abrumadora mayoría de los países del mundo», expresan las autoridades de la nación asiática.

Lo que ocurre ahora, a días de que concluya el mandato de la administración Trump, es una provocación más contra el gigante asiático, fundamentalmente, para dejar enrarecidos los vínculos bilaterales para el gobierno de Biden.

Estados Unidos, además de su política anti China, es el principal suministrador de armas a Taiwán, y se empeña en fortalecer una relación con ese territorio, a espaldas de las autoridades del país que, reiteradamente, han advertido del peligro de esa política hostil.

También el Departamento de Estado programó una visita a Taiwán de la embajadora ante la ONU, Kelly Craft, y que rechazó China enfáticamente en un comunicado a la ONU: «Urge que EE. UU. detenga su loca provocación, de no crear nuevas dificultades en las relaciones China-EE. UU. y en la cooperación de los dos países en Naciones Unidas, y a dejar de avanzar por el camino equivocado».




Go to Source
Author: Elson Concepción Pérez

Europa se blinda frente al repunte de la pandemia con España a la cola en restricciones

Una vez pasado el periodo navideño e iniciadas las primeras vacunaciones contra el coronavirus, los países europeos afrontan el repunte de la pandemia en todo el continente con restricciones reforzadas, en algunas ocasiones, o prolongadas. La transmisión en todo el continente se ha mantenido en tasas muy elevadas y durante las últimas semanas han surgido desafíos añadidos, como la nueva variante detectada en territorio británico.

En países como Reino Unido, Portugal e Irlanda los casos están disparados, a menudo registrando cifras sin precedentes desde el inicio de la pandemia. Han paralizado prácticamente toda la actividad, incluyendo el cierre de tiendas no esenciales, bares, restaurantes y actividades culturales, y sus ciudadanos no pueden salir a la calle salvo para lo básico. En algunas ocasiones, se permite cierto contacto social, pero este está reducido drásticamente, y Portugal ha abogado por mantener los colegios abiertos.

En Alemania, que bate récords de fallecimientos, las restricciones prácticamente no se han flexibilizado desde noviembre y se han endurecido en los últimos días. Cines, teatros, restaurantes, tiendas no esenciales y colegios permanecen cerrados. Países Bajos también se ha blindado hasta comienzos de febrero, aunque los contagios están bajando ligeramente.

Mientras, en países como España o Italia hay un mosaico de restricciones por regiones, que se endurecen mucho en algunas áreas. Pero por lo general, los cierres son parciales, mientras otros países del entorno han apostado por mantener cierres totales de sectores como la hostelería, como es el caso de Francia o Bélgica.

La situación epidemiológica, sin embargo, no es homogénea. Portugal, Reino Unido e Irlanda registran en estos momentos incidencias por habitante muy elevadas. En España esta tasa es menor, pero también superior a la que contabilizan vecinos como Francia, Italia y Bélgica.

España

Población: 47 millones de habitantes. Incidencia acumulada (IA): 569 casos por 100.000 habitantes en 14 días, según datos de la Universidad Johns Hopkins analizados por elDiario.es (el Ministerio de Sanidad sitúa la IA en España en 522 casos).

Orden de quedarse en casa: no se ha adoptado esta medida. Algunos gobiernos regionales como Asturias y Castilla y León han solicitado al Ejecutivo central que se incluya en el decreto de estado de alarma para poder recurrir a la obligación de no salir de casa. En algunas comunidades autónomas como Castilla y León y La Rioja, sus gobiernos ha pedido a la población que hagan un autoconfinamiento

Límites de reuniones: las restricciones van desde las más duras como permitir solo reunirse con convivientes en Murcia o Mallorca e Ibiza a grupos de cuatro personas en Galicia, Ceuta, Melilla o La Rioja. En otras zonas como Madrid el límite está en seis. 

Toque de queda: la mayoría del país obliga a estar en el domicilio entre las 10 p.m. y las 6 a.m. Algunas comunidades como Aragón, Catalunya o Navarra inician el toque de queda a las 11 p.m.. Madrid, a medianoche.

Bares y restaurantes: se han restringido sobre todo horarios en algunas comunidades. Se obliga a cerrar a las 15.30 en Catalunya y a las 17.00 en la Comunitat Valenciana. En la mayoría de las comunidades, la orden es cerrar entre las 18.00 y 20.00. En Euskadi hay una batería de municipios donde no pueden abrir. En Extremadura también están clausurados en municipios que abarcan el 64% de la población.

Tiendas no esenciales: las tiendas no consideradas esenciales también tienen limitaciones. Desde no poder abrir en amplias zonas de Extremadura, Baleares, los fines de semana en Catalunya, a adelantar el cierre en una horquilla desde las 5 p.m. a las 8 p.m.

Colegios: El curso en colegios e institutos es básicamente presencial. Los centros están abiertos. Es cierto que algunas jornadas lectivas se imparten en modo telemático pero cada día, hay alumnado acudiendo a las aulas. 

Consulta todas las medidas en vigor en las Comunidades Autónomas.

Portugal

Población: 10,2 millones. IA: 991 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: sí. Se ha impuesto el “deber general de recogimiento domiciliario” salvo por motivos imprescindibles (como ir a trabajar, comprar lo básico o salir a hacer ejercicio). El teletrabajo es obligatorio. Entra en vigor el 15 de enero y se mantendrá, al menos, hasta el 31.

Bares y restaurantes: cerrados salvo para entrega y recogida de comida hasta el 31 de enero. Tiendas no esenciales: cerradas hasta el 31 de enero. Cines y teatros: cerrados hasta el 31 de enero. 

Colegios: abiertos. Se considera la excepción más relevante del confinamiento, junto a las elecciones presidenciales del 24 de enero.

Alemania

Población: 83,8 millones. IA: 302 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: las autoridades urgen a la gente a permanecer en casa y está casi todo cerrado. Los residentes de los distritos con mayor incidencia no pueden alejarse más de 15 kilómetros de su localidad. Los gobiernos federal y estatal han decidido conjuntamente las pautas para hacer frente a la pandemia, aunque luego los estados tienen sus propias regulaciones específicas.

Límites de reuniones: se han endurecido. Por regla general, solo permitidas con convivientes y con un máximo de otra persona que no viva en el domicilio. Toque de queda: sí, pero solo en algunas regiones, como Baviera.

Bares y restaurantes: cerrados desde el 2 de noviembre, hasta el 31 de enero. Tiendas no esenciales: cerradas hasta el 31 de enero. Cines y teatros: cerrados hasta el 31 de enero. 

Colegios: cerrados (con algunas excepciones) hasta el 31 de enero.

Francia

Población: 65,3 millones. IA: 348 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: no. Límites de reuniones: prohibidas las reuniones de más de seis personas en la vía pública. Toque de queda: sí, se ha adelantado a las 18 horas (antes era a las 20h)

Bares y restaurantes: cerrados hasta “al menos mediados de febrero”. Tiendas no esenciales: abiertas, con limitación de horarios. Cines y teatros: cerrados hasta finales de enero, como mínimo.

Colegios: abiertos.

Reino Unido

Población: 67,9 millones. IA: 1.147 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: sí. No se debe salir ni estar fuera de su casa excepto cuando sea imprescindible (para comprar artículos de primera necesidad, ir a trabajar, ir al médico o hacer ejercicio).

Límites de reuniones: En Inglaterra, se restringen a convivientes o a la llamada burbuja de apoyo, que son los amigos o familiares de un solo hogar que ayudan a cuidar a los niños o visitan a mayores que viven solos, por ejemplo. Solo las pueden hacer determinados grupos: adultos que vivan solos, padres solteros con hijos menores de 18 años, familias con niños muy pequeños o personas con necesidades de cuidado continuo. Las reglas son parecidas en Escocia y Gales. Irlanda del Norte es algo más permisiva: no se permiten reuniones en interiores o al aire libre que consten de más de seis personas (máximo dos hogares).

Bares y restaurantes: cerrados salvo para llevar y domicilio. Tiendas no esenciales: cerradas. Cines y teatros: cerrados.

Colegios: cerrados salvo excepciones (menores vulnerables o hijos de trabajadores esenciales).

Italia

Población: 60,5 millones. IA: 389 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: no. Se prohíbe cualquier movimiento entre distintas regiones. Italia utiliza una clasificación de las restricciones para las regiones en zonas amarillas, naranjas y rojas, e introducirá una llamada zona blanca, con menores limitaciones. En las zonas rojas, las de mayor riesgo, sí hay orden de quedarse en casa.

Límites de reuniones: se permite, una vez al día y antes del toque de queda, que no más de dos personas se trasladen a otra vivienda en todo el territorio. Toque de queda: sí, de 22 a 5.

Bares y restaurantes: abiertos hasta las 18 horas en zonas amarillas. Cerrados en las zonas naranjas. Tiendas no esenciales: abiertas pero con limitaciones (los grandes almacenes y los centros comerciales cierran los fines de semana en zonas amarillas, por ejemplo). Cerradas en zonas rojas. Cines y teatros: cerrados. Podrán reabrir en las zonas blancas, las de menor riesgo.

Colegios: abiertos para infantil y primaria. Muchas regiones han propuesto el regreso presencial a las aulas después de las vacaciones para los alumnos de secundaria.

Países Bajos

Población: 17,1 millones. IA: 595 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: sí, hasta el 9 de febrero. Solo debe salir a la calle para comprar lo esencial, tomar un poco de aire fresco, pasear al perro, ir a trabajar si no puede trabajar desde casa. Límites de reuniones: se permite un máximo de dos visitantes “solo si es absolutamente necesario”.

Bares y restaurantes: cerrados hasta el 9 de febrero. Tiendas no esenciales: cerradas hasta el 9 de febrero. Cines y teatros: cerrados hasta el 9 de febrero.

Colegios: cerrados hasta el 9 de febrero.

Bélgica

Población: 11,6 millones. IA: 224 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: no. El teletrabajo es obligatorio. Se puede viajar libremente dentro de Bélgica.

Límites de reuniones: las reuniones están limitadas a un máximo de cuatro personas (sin incluir a los niños de hasta 12 años) en exteriores. Se permite un contacto cercano con la misma persona como máximo. Toque de queda: sí. No se puede estar en la calle entre medianoche y las cinco de la mañana. En regiones como Bruselas es más estricto.

Bares y restaurantes: cerrados salvo para llevar y domicilio. Tiendas no esenciales: abiertas con limitaciones. Cines y teatros: cerrados.

Colegios: abiertos.

Irlanda

Población: 4,9 millones. IA: 1.397 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: sí. Se pide a los ciudadanos que se queden en casa salvo para lo esencial, como ir al trabajo o hacer ejercicio. Límites de reuniones: no se permiten visitantes en hogares o jardines privados, excepto por razones familiares esenciales, como brindar atención a niños, ancianos o personas vulnerables, o como parte de una burbuja de apoyo.

Bares y restaurantes: cerrados salvo para llevar y domicilio. Tiendas no esenciales: cerradas. Cines y teatros: cerrados.

Colegios: cerrados.


Go to Source
Author:

Europa se blinda frente al repunte de la pandemia con España a la cola en restricciones

Una vez pasado el periodo navideño e iniciadas las primeras vacunaciones contra el coronavirus, los países europeos afrontan el repunte de la pandemia en todo el continente con restricciones reforzadas, en algunas ocasiones, o prolongadas. La transmisión en todo el continente se ha mantenido en tasas muy elevadas y durante las últimas semanas han surgido desafíos añadidos, como la nueva variante detectada en territorio británico.

En países como Reino Unido, Portugal e Irlanda los casos están disparados, a menudo registrando cifras sin precedentes desde el inicio de la pandemia. Han paralizado prácticamente toda la actividad, incluyendo el cierre de tiendas no esenciales, bares, restaurantes y actividades culturales, y sus ciudadanos no pueden salir a la calle salvo para lo básico. En algunas ocasiones, se permite cierto contacto social, pero este está reducido drásticamente, y Portugal ha abogado por mantener los colegios abiertos.

En Alemania, que bate récords de fallecimientos, las restricciones prácticamente no se han flexibilizado desde noviembre y se han endurecido en los últimos días. Cines, teatros, restaurantes, tiendas no esenciales y colegios permanecen cerrados. Países Bajos también se ha blindado hasta comienzos de febrero, aunque los contagios están bajando ligeramente.

Mientras, en países como España o Italia hay un mosaico de restricciones por regiones, que se endurecen mucho en algunas áreas. Pero por lo general, los cierres son parciales, mientras otros países del entorno han apostado por mantener cierres totales de sectores como la hostelería, como es el caso de Francia o Bélgica.

La situación epidemiológica, sin embargo, no es homogénea. Portugal, Reino Unido e Irlanda registran en estos momentos incidencias por habitante muy elevadas. En España esta tasa es menor, pero también superior a la que contabilizan vecinos como Francia, Italia y Bélgica.

España

Población: 47 millones de habitantes. Incidencia acumulada (IA): 569 casos por 100.000 habitantes en 14 días, según datos de la Universidad Johns Hopkins analizados por elDiario.es (el Ministerio de Sanidad sitúa la IA en España en 522 casos).

Orden de quedarse en casa: no se ha adoptado esta medida. Algunos gobiernos regionales como Asturias y Castilla y León han solicitado al Ejecutivo central que se incluya en el decreto de estado de alarma para poder recurrir a la obligación de no salir de casa. En algunas comunidades autónomas como Castilla y León y La Rioja, sus gobiernos ha pedido a la población que hagan un autoconfinamiento

Límites de reuniones: las restricciones van desde las más duras como permitir solo reunirse con convivientes en Murcia o Mallorca e Ibiza a grupos de cuatro personas en Galicia, Ceuta, Melilla o La Rioja. En otras zonas como Madrid el límite está en seis. 

Toque de queda: la mayoría del país obliga a estar en el domicilio entre las 10 p.m. y las 6 a.m. Algunas comunidades como Aragón, Catalunya o Navarra inician el toque de queda a las 11 p.m.. Madrid, a medianoche.

Bares y restaurantes: se han restringido sobre todo horarios en algunas comunidades. Se obliga a cerrar a las 15.30 en Catalunya y a las 17.00 en la Comunitat Valenciana. En la mayoría de las comunidades, la orden es cerrar entre las 18.00 y 20.00. En Euskadi hay una batería de municipios donde no pueden abrir. En Extremadura también están clausurados en municipios que abarcan el 64% de la población.

Tiendas no esenciales: las tiendas no consideradas esenciales también tienen limitaciones. Desde no poder abrir en amplias zonas de Extremadura, Baleares, los fines de semana en Catalunya, a adelantar el cierre en una horquilla desde las 5 p.m. a las 8 p.m.

Colegios: El curso en colegios e institutos es básicamente presencial. Los centros están abiertos. Es cierto que algunas jornadas lectivas se imparten en modo telemático pero cada día, hay alumnado acudiendo a las aulas. 

Consulta todas las medidas en vigor en las Comunidades Autónomas.

Portugal

Población: 10,2 millones. IA: 991 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: sí. Se ha impuesto el “deber general de recogimiento domiciliario” salvo por motivos imprescindibles (como ir a trabajar, comprar lo básico o salir a hacer ejercicio). El teletrabajo es obligatorio. Entra en vigor el 15 de enero y se mantendrá, al menos, hasta el 31.

Bares y restaurantes: cerrados salvo para entrega y recogida de comida hasta el 31 de enero. Tiendas no esenciales: cerradas hasta el 31 de enero. Cines y teatros: cerrados hasta el 31 de enero. 

Colegios: abiertos. Se considera la excepción más relevante del confinamiento, junto a las elecciones presidenciales del 24 de enero.

Alemania

Población: 83,8 millones. IA: 302 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: las autoridades urgen a la gente a permanecer en casa y está casi todo cerrado. Los residentes de los distritos con mayor incidencia no pueden alejarse más de 15 kilómetros de su localidad. Los gobiernos federal y estatal han decidido conjuntamente las pautas para hacer frente a la pandemia, aunque luego los estados tienen sus propias regulaciones específicas.

Límites de reuniones: se han endurecido. Por regla general, solo permitidas con convivientes y con un máximo de otra persona que no viva en el domicilio. Toque de queda: sí, pero solo en algunas regiones, como Baviera.

Bares y restaurantes: cerrados desde el 2 de noviembre, hasta el 31 de enero. Tiendas no esenciales: cerradas hasta el 31 de enero. Cines y teatros: cerrados hasta el 31 de enero. 

Colegios: cerrados (con algunas excepciones) hasta el 31 de enero.

Francia

Población: 65,3 millones. IA: 348 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: no. Límites de reuniones: prohibidas las reuniones de más de seis personas en la vía pública. Toque de queda: sí, se ha adelantado a las 18 horas (antes era a las 20h)

Bares y restaurantes: cerrados hasta “al menos mediados de febrero”. Tiendas no esenciales: abiertas, con limitación de horarios. Cines y teatros: cerrados hasta finales de enero, como mínimo.

Colegios: abiertos.

Reino Unido

Población: 67,9 millones. IA: 1.147 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: sí. No se debe salir ni estar fuera de su casa excepto cuando sea imprescindible (para comprar artículos de primera necesidad, ir a trabajar, ir al médico o hacer ejercicio).

Límites de reuniones: En Inglaterra, se restringen a convivientes o a la llamada burbuja de apoyo, que son los amigos o familiares de un solo hogar que ayudan a cuidar a los niños o visitan a mayores que viven solos, por ejemplo. Solo las pueden hacer determinados grupos: adultos que vivan solos, padres solteros con hijos menores de 18 años, familias con niños muy pequeños o personas con necesidades de cuidado continuo. Las reglas son parecidas en Escocia y Gales. Irlanda del Norte es algo más permisiva: no se permiten reuniones en interiores o al aire libre que consten de más de seis personas (máximo dos hogares).

Bares y restaurantes: cerrados salvo para llevar y domicilio. Tiendas no esenciales: cerradas. Cines y teatros: cerrados.

Colegios: cerrados salvo excepciones (menores vulnerables o hijos de trabajadores esenciales).

Italia

Población: 60,5 millones. IA: 389 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: no. Se prohíbe cualquier movimiento entre distintas regiones. Italia utiliza una clasificación de las restricciones para las regiones en zonas amarillas, naranjas y rojas, e introducirá una llamada zona blanca, con menores limitaciones. En las zonas rojas, las de mayor riesgo, sí hay orden de quedarse en casa.

Límites de reuniones: se permite, una vez al día y antes del toque de queda, que no más de dos personas se trasladen a otra vivienda en todo el territorio. Toque de queda: sí, de 22 a 5.

Bares y restaurantes: abiertos hasta las 18 horas en zonas amarillas. Cerrados en las zonas naranjas. Tiendas no esenciales: abiertas pero con limitaciones (los grandes almacenes y los centros comerciales cierran los fines de semana en zonas amarillas, por ejemplo). Cerradas en zonas rojas. Cines y teatros: cerrados. Podrán reabrir en las zonas blancas, las de menor riesgo.

Colegios: abiertos para infantil y primaria. Muchas regiones han propuesto el regreso presencial a las aulas después de las vacaciones para los alumnos de secundaria.

Países Bajos

Población: 17,1 millones. IA: 595 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: sí, hasta el 9 de febrero. Solo debe salir a la calle para comprar lo esencial, tomar un poco de aire fresco, pasear al perro, ir a trabajar si no puede trabajar desde casa. Límites de reuniones: se permite un máximo de dos visitantes “solo si es absolutamente necesario”.

Bares y restaurantes: cerrados hasta el 9 de febrero. Tiendas no esenciales: cerradas hasta el 9 de febrero. Cines y teatros: cerrados hasta el 9 de febrero.

Colegios: cerrados hasta el 9 de febrero.

Bélgica

Población: 11,6 millones. IA: 224 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: no. El teletrabajo es obligatorio. Se puede viajar libremente dentro de Bélgica.

Límites de reuniones: las reuniones están limitadas a un máximo de cuatro personas (sin incluir a los niños de hasta 12 años) en exteriores. Se permite un contacto cercano con la misma persona como máximo. Toque de queda: sí. No se puede estar en la calle entre medianoche y las cinco de la mañana. En regiones como Bruselas es más estricto.

Bares y restaurantes: cerrados salvo para llevar y domicilio. Tiendas no esenciales: abiertas con limitaciones. Cines y teatros: cerrados.

Colegios: abiertos.

Irlanda

Población: 4,9 millones. IA: 1.397 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

Orden de quedarse en casa: sí. Se pide a los ciudadanos que se queden en casa salvo para lo esencial, como ir al trabajo o hacer ejercicio. Límites de reuniones: no se permiten visitantes en hogares o jardines privados, excepto por razones familiares esenciales, como brindar atención a niños, ancianos o personas vulnerables, o como parte de una burbuja de apoyo.

Bares y restaurantes: cerrados salvo para llevar y domicilio. Tiendas no esenciales: cerradas. Cines y teatros: cerrados.

Colegios: cerrados.


Go to Source
Author:

La falta de un criterio unánime genera dudas en la vacunación contra la COVID de sanitarias lactantes

En los planes de vacunación contra la COVID, las mujeres lactantes no figuran entre los segmentos de población prioritarios para su administración, ya que no se ha testado en este tipo de pacientes. Pero sí pueden y deben vacunarse los profesionales de la salud, que están expuestos al virus. ¿Qué pasa entonces con las mujeres sanitarias que pertenecen a ambos grupos? Es decir, las médicas, enfermeras, matronas y auxiliares que están en pleno proceso de lactancia, ¿podrían vacunarse? ¿Supone un riesgo para ellas o sus bebés? 

Las recomendaciones que llegan desde los organismos nacionales e internacionales, aunque señalan la falta de evidencias, descartan los riesgos e indican que sí pueden vacunarse aquellas lactantes pertenecientes a grupos de riesgo o altamente expuestas a la COVID valorando caso por caso. En concreto, el documento del Ministerio de Sanidad refleja que “el tipo de vacuna actualmente autorizada (Comirnaty, de Pfizer/BioNTech) no se considera que suponga un riesgo para el lactante, por lo que en el caso de mujeres que amamantan y que tienen alto riesgo de exposición o alto riesgo de complicaciones puede valorarse la vacunación de manera individualizada”.

Los documentos de comunidades como Asturias, Extremadura, Navarra o Andalucía explican en el mismo sentido que “al tratarse de vacunas de ARNm y no de virus atenuados (que no contienen el virus completo), no se considera que supongan un riesgo para el lactante. Puede recibir la vacuna una madre que amamanta y que forma parte de un grupo en el que se recomienda la vacunación por su alta exposición”.  

Pero en la práctica, hay disparidad de criterios entre comunidades autónomas e incluso entre centros sanitarios dentro de una misma comunidad. Algunas mujeres se están vacunando sin problemas, a otras directamente se les niega la posibilidad, y otras, dudosas, han decidido ellas mismas esperar a hacerlo más adelante cuando ya se hayan realizado estudios en este sentido.

En España ya se han puesto en marcha las primeras investigaciones. Un ejemplo es la impulsada por LacApp, una aplicación especializada en lactancia que congrega en su equipo a profesionales de diversos perfiles sanitarios, y que junto al CSIC va a examinar la leche de 26 mujeres para estudiar si transmite los anticuerpos al bebé. Laia Aguilar, jefa médica de LactApp y una de las coordinadoras del estudio, afirma que el objetivo es “dar a estas mujeres todas herramientas que necesitan para decidir qué quieren hacer. La vacuna no ha sido probada en lactantes y hay un vacío importante donde nadie pone luz”.

Esta confusión está llevando a muchas de las profesionales a movilizarse en redes sociales, donde están contando sus experiencias y buscando consejo en sus propias compañeras.

Sin oportunidad para decidir

El pasado 12 de enero, Beatriz Martínez, psiquiatra infanto-juvenil, relataba en su perfil de Twitter cómo al llegar su turno de vacunación, la responsable de salud laboral del hospital en el que trabaja, en Madrid, le informó de que no podría vacunarse “a no ser que suspendiera la lactancia”.

“Me fui a casa pensando en llegar al día siguiente y mentir, decirle que había decidido que sí iba a suspender la lactancia. Pero después, hablando con mis compañeros, me di cuenta de que no era justo. ¿Por qué tengo que mentir cuando hay un montón de documentos de otras comunidades, incluso Sanidad y la propia OMS, que avalan que podamos vacunarnos? Lo justo es que todos tengamos la misma oportunidad y yo pueda elegir”. Fue entonces cuando decidió contar su caso en Twitter y se dio cuenta de que algunas compañeras sanitarias sí habían podido vacunarse, pero otras muchas se habían encontrado en la misma situación que ella. 

Una de ellas es Irene Villena, enfermera en atención primaria. “Mi servicio de prevención me dijo que en el documento de consentimiento informado figuraba la lactancia como motivo de exclusión, que estábamos en una segunda tanda, y que más adelante, cuando hubiese estudios, se nos vacunaría”. Después de la tensión acumulada durante tantos meses de exposición al virus y de intensas jornadas de trabajo, rompió a llorar. “¿Por qué se nos hace esto? Estamos expuestas al mismo riesgo que el resto de compañeros, ¿por qué nos vacunan más tarde? Entiendo que con una mujer embarazada se tenga más reparos, y además ellas están más apartadas de la primera línea, pero las madres lactantes estamos en contacto continuo con pacientes COVID”.

Irene quería asumir el riesgo y comenzó entonces a movilizarse para recoger testimonios en redes sociales de compañeras que se habían vacunado en otras comunidades sin ningún tipo de impedimento. Se encontró también con que a otras, sin embargo, se les estaba obligando a destetar. “Pese a las recomendaciones de los órganos sanitarios, no hay un criterio unánime, así que decidí tratar de solucionar mi situación recogiendo todos los documentos oficiales, desde la OMS, hasta la Asociación Española de Pediatría, el Comité Asesor de Vacunas… y solicité por escrito esa denegación de administración de vacuna”.

Esa solicitud dio la vuelta a la decisión del centro y recibió una llamada para avisarla de que finalmente sí se le iba a vacunar. “Pero con matices, me pidieron que hiciera una ‘lactancia diferida’, es decir, que durante las 12 o 16 horas siguientes a la vacunación no le diera el pecho a mi hija, que me extrajese la leche y la guardase”. Ahora no sabe cómo decidirán resolver su caso, pero ya está más cerca de poder acceder a la vacuna.

Beatriz también permanece a la espera. “He llamado para aportar la documentación que tengo, pero me han dicho que estaban muy ocupados y que ya se pondrían en contacto conmigo, que no hay prisa. Pero para mí sí hay prisa, se requiere cierta celeridad. Me siento agraviada, trabajo igual que mis compañeros y sin protección extra. Nuestra situación ya era precaria antes, pero lo sigue siendo ahora y no hay vistas de que vaya a mejorar”.

Cambios de criterio

En una situación de menor riesgo se encuentra Eva Río, sanitaria en una residencia geriátrica en Cataluña. “En noviembre estuve de baja porque di positivo en una PCR, así yo ya he pasado la COVID y se supone que tengo anticuerpos, aunque todavía tienen que confirmármelo con una prueba”. Aun así, quería ponerse la vacuna para evitar cualquier tipo de riesgo, tanto por su propia salud como la de los residentes. “Después de valorarlo con pediatras y varios médicos, y teniendo en cuenta que tengo un bebé de 15 meses que ya no se alimenta exclusivamente con lactancia, me decidí a ponerla”. Pero en un principio no se lo permitieron.

En Cataluña, las recomendaciones de la Generalitat han cambiado en el último mes: de prohibir en sus documentos de diciembre vacunar a las madres lactantes sin excepción, a permitir desde el pasado 5 de enero vacunar a aquellas de alta exposición al virus o grupo de riesgo. Así se alineaba con las recomendaciones de los organismos internacionales y de la mayoría de las comunidades autónomas. “Justo me la iban a poner el día 5, cuando cambiaron de criterio, y me dijeron que no. Sigo queriendo ponérmela, pero como ya he pasado el virus puedo esperar a que me den una respuesta. Si vuelvo a tener la oportunidad, me vacunaré”. Ha pedido, eso sí, que en el documento de consentimiento no figure que ella se ha negado, sino que se le ha excluido, “porque cuando nos dieron la autorización, yo firmé que sí”.      

María de los Ángeles, matrona en un hospital de Alcoy, Alicante, trabaja muy de cerca con todo lo relacionado con la lactancia y tenía claro que quería vacunarse. “Mi sorpresa fue cuando nos pasaron la circular del centro y vimos que estábamos excluidas, entre otros grupos, las embarazadas y lactantes”. Se había informado mucho sobre el tema y sabía que las madres positivas podían dar la teta porque no excretaban el virus por la leche. Además, es donante de leche en el Banco del Hospital la Fe de Valencia, y cuando llamó para informarles de que se iba a vacunar le dijeron que no había ningún problema y que podría seguir donando la leche. “Que era perfectamente válida y que además me recomendaban vacunarme, y no dejar de dar la teta. Sólo está contraindicado en vacunas de virus atenuados (que contienen el agente infeccioso completo, y no solo su ARN como es el caso de la vacuna contra la COVID)”.  

Varias compañeras comenzaron entonces a hablar de la evidencia científica que había en este sentido y, haciendo fuerza, al final consiguieron que se les vacunase. “Mi preocupación es cuando llegue a la población general, que no tiene tanto conocimiento y además no están expuestas como nosotras al virus y no se les va a querer vacunar. ¿Qué van a hacer esas madres?”.    

Disparidad en los cuestionarios

Hay centros en los que a las sanitarias lactantes no se les prohíbe vacunarse y simplemente se les informa de que no hay estudios realizados al respecto. Y otros, en los que ni siquiera se pregunta en el cuestionario si eres madre lactante o no. 

Tamara Sánchez es ginecóloga en uno de los primeros. “Trabajo en público y en privado, y me han llamado desde ambos para vacunarme”. En el público, al rellenar el formulario y registrarse como madre lactante simplemente “vino un médico de preventiva a avisarme de que la lactancia era un caso excepcional y que no había casos descritos por falta de datos. Le dije que yo aceptaba el riesgo porque creo que son mayores los beneficios”. Hace dos días que se la puso. “Como ginecóloga sé que esta vacuna se puede administrar porque no contiene el virus vivo. Además, cabe la posibilidad de que puedan pasar los anticuerpos al bebé, lo que es un beneficio adicional”.

“En el hospital general de Castellón no te preguntan si estás dando de mamar”, cuenta Neus Gil, sanitaria ya vacunada. “Sí figura una casilla, sin embargo, para que marques si estás en edad fértil y si estás pensando en quedarte embarazada”. El ministerio de Sanidad recomienda, por precaución, esperar entonces un mínimo de dos semanas desde la segunda dosis para empezar el proceso de gestación. La OMS sitúa el límite en tres semanas. Después de informarse en todos los documentos oficiales, Neus decidió que, “después de todo lo que hemos pasado, quería vacunarme sin suspender la lactancia, en ninguna parte se establece que sea incompatible”. 

“Yo ni siquiera me había planteado que la lactancia pudiera ser impedimento para nada”, afirma Isabel Troncoso, médica intensivista en un hospital público de Madrid. Se puso la vacuna hace dos días y no le preguntaron si estaba dando el pecho. “Hay muchas cosas mal entendidas, en general, con los fármacos. Te piden a la primera de cambio que dejes de dar el pecho. Tienden a equipararlo al embarazo, pero el bebé ya está fuera de tu cuerpo”, asegura.

Otras profesionales tienen más dudas y han decidido esperar a que haya estudios concluyentes. Es el caso de Eva Mayor, médica de atención primaria en Barcelona. “Todo indica que no hay riesgo, y respeto y veo bien que haya compañeras que se quieran vacunar. Pero yo no tengo una gran exposición, trabajo en un centro de salud, voy bien protegida y creo que me compensa esperar”. Dice que estos días ha aprendido que “dar recomendaciones es fácil pero cuando eres la paciente y tienes que tomar la decisión lo ves todo de otra forma, es más difícil”. Se vacunará cuando salgan más datos.

Investigaciones en marcha

Los primeros estudios ya están en marcha. María de los Ángeles, por ejemplo, ya ha dado su consentimiento para que el Banco de Leche del Hospital La Fe de Valencia la incluya en el suyo. Por otro lado, el equipo de LactApp, una aplicación especializada en lactancia que congrega a profesionales de diversos ámbitos sanitarios, ha lanzado también un estudio en colaboración con el CSIC para investigar si la vacuna es capaz de transmitir anticuerpos a los bebés en la leche materna. 

Laia Aguilar, jefa médica de la aplicación y una de las coordinadoras de la investigación, relata que la idea surgió cuando “una mujer se puso en contacto con nosotras porque la recomendaron destetar después de vacunarse sin haberle advertido nada antes de ello”. La respuesta fue que 300 mujeres estaban dispuestas a participar. “Hemos incluido a 26, aunque quizá no podamos terminar el estudio con todas”, y puede que más adelante “volvamos a abrirlo con otras vacunas que no sean la Pfizer”.

El procedimiento consiste en extraerles leche materna antes y después de la vacunación para ver si “en la leche se transmiten las inmunoglobulinas al bebé, para así saber si tiene beneficios, y evaluar su salud”. La mayoría de personas que están en primera línea son mujeres”, apunta, “y estamos hablando de una enfermedad que las pone en riesgo. No pueden decidir quedarse en su casa, tienen que estar protegidas”.

Beatriz Martínez concluye que “Nunca habrá evidencias si no hacemos un seguimiento. ¿Por qué en vez de negármelo no me dieron la oportunidad de participar en un registro de mujeres que se vacunan en estas circunstancias? ¡Lo hubiera hecho encantada! Entiendo que las lactantes nos salimos de la norma, que somos una excepción, pero molesta mucho que no se preocupen por hacer nada más que decirte lo que tienes que hacer, además en contra de todas las recomendaciones. Nadie mejor que yo sabe lo que es bueno para mí y para mi bebé”.


Go to Source
Author:

La falta de un criterio unánime genera dudas en la vacunación contra la COVID de sanitarias lactantes

En los planes de vacunación contra la COVID, las mujeres lactantes no figuran entre los segmentos de población prioritarios para su administración, ya que no se ha testado en este tipo de pacientes. Pero sí pueden y deben vacunarse los profesionales de la salud, que están expuestos al virus. ¿Qué pasa entonces con las mujeres sanitarias que pertenecen a ambos grupos? Es decir, las médicas, enfermeras, matronas y auxiliares que están en pleno proceso de lactancia, ¿podrían vacunarse? ¿Supone un riesgo para ellas o sus bebés? 

Las recomendaciones que llegan desde los organismos nacionales e internacionales, aunque señalan la falta de evidencias, descartan los riesgos e indican que sí pueden vacunarse aquellas lactantes pertenecientes a grupos de riesgo o altamente expuestas a la COVID valorando caso por caso. En concreto, el documento del Ministerio de Sanidad refleja que “el tipo de vacuna actualmente autorizada (Comirnaty, de Pfizer/BioNTech) no se considera que suponga un riesgo para el lactante, por lo que en el caso de mujeres que amamantan y que tienen alto riesgo de exposición o alto riesgo de complicaciones puede valorarse la vacunación de manera individualizada”.

Los documentos de comunidades como Asturias, Extremadura, Navarra o Andalucía explican en el mismo sentido que “al tratarse de vacunas de ARNm y no de virus atenuados (que no contienen el virus completo), no se considera que supongan un riesgo para el lactante. Puede recibir la vacuna una madre que amamanta y que forma parte de un grupo en el que se recomienda la vacunación por su alta exposición”.  

Pero en la práctica, hay disparidad de criterios entre comunidades autónomas e incluso entre centros sanitarios dentro de una misma comunidad. Algunas mujeres se están vacunando sin problemas, a otras directamente se les niega la posibilidad, y otras, dudosas, han decidido ellas mismas esperar a hacerlo más adelante cuando ya se hayan realizado estudios en este sentido.

En España ya se han puesto en marcha las primeras investigaciones. Un ejemplo es la impulsada por LacApp, una aplicación especializada en lactancia que congrega en su equipo a profesionales de diversos perfiles sanitarios, y que junto al CSIC va a examinar la leche de 26 mujeres para estudiar si transmite los anticuerpos al bebé. Laia Aguilar, jefa médica de LactApp y una de las coordinadoras del estudio, afirma que el objetivo es “dar a estas mujeres todas herramientas que necesitan para decidir qué quieren hacer. La vacuna no ha sido probada en lactantes y hay un vacío importante donde nadie pone luz”.

Esta confusión está llevando a muchas de las profesionales a movilizarse en redes sociales, donde están contando sus experiencias y buscando consejo en sus propias compañeras.

Sin oportunidad para decidir

El pasado 12 de enero, Beatriz Martínez, psiquiatra infanto-juvenil, relataba en su perfil de Twitter cómo al llegar su turno de vacunación, la responsable de salud laboral del hospital en el que trabaja, en Madrid, le informó de que no podría vacunarse “a no ser que suspendiera la lactancia”.

“Me fui a casa pensando en llegar al día siguiente y mentir, decirle que había decidido que sí iba a suspender la lactancia. Pero después, hablando con mis compañeros, me di cuenta de que no era justo. ¿Por qué tengo que mentir cuando hay un montón de documentos de otras comunidades, incluso Sanidad y la propia OMS, que avalan que podamos vacunarnos? Lo justo es que todos tengamos la misma oportunidad y yo pueda elegir”. Fue entonces cuando decidió contar su caso en Twitter y se dio cuenta de que algunas compañeras sanitarias sí habían podido vacunarse, pero otras muchas se habían encontrado en la misma situación que ella. 

Una de ellas es Irene Villena, enfermera en atención primaria. “Mi servicio de prevención me dijo que en el documento de consentimiento informado figuraba la lactancia como motivo de exclusión, que estábamos en una segunda tanda, y que más adelante, cuando hubiese estudios, se nos vacunaría”. Después de la tensión acumulada durante tantos meses de exposición al virus y de intensas jornadas de trabajo, rompió a llorar. “¿Por qué se nos hace esto? Estamos expuestas al mismo riesgo que el resto de compañeros, ¿por qué nos vacunan más tarde? Entiendo que con una mujer embarazada se tenga más reparos, y además ellas están más apartadas de la primera línea, pero las madres lactantes estamos en contacto continuo con pacientes COVID”.

Irene quería asumir el riesgo y comenzó entonces a movilizarse para recoger testimonios en redes sociales de compañeras que se habían vacunado en otras comunidades sin ningún tipo de impedimento. Se encontró también con que a otras, sin embargo, se les estaba obligando a destetar. “Pese a las recomendaciones de los órganos sanitarios, no hay un criterio unánime, así que decidí tratar de solucionar mi situación recogiendo todos los documentos oficiales, desde la OMS, hasta la Asociación Española de Pediatría, el Comité Asesor de Vacunas… y solicité por escrito esa denegación de administración de vacuna”.

Esa solicitud dio la vuelta a la decisión del centro y recibió una llamada para avisarla de que finalmente sí se le iba a vacunar. “Pero con matices, me pidieron que hiciera una ‘lactancia diferida’, es decir, que durante las 12 o 16 horas siguientes a la vacunación no le diera el pecho a mi hija, que me extrajese la leche y la guardase”. Ahora no sabe cómo decidirán resolver su caso, pero ya está más cerca de poder acceder a la vacuna.

Beatriz también permanece a la espera. “He llamado para aportar la documentación que tengo, pero me han dicho que estaban muy ocupados y que ya se pondrían en contacto conmigo, que no hay prisa. Pero para mí sí hay prisa, se requiere cierta celeridad. Me siento agraviada, trabajo igual que mis compañeros y sin protección extra. Nuestra situación ya era precaria antes, pero lo sigue siendo ahora y no hay vistas de que vaya a mejorar”.

Cambios de criterio

En una situación de menor riesgo se encuentra Eva Río, sanitaria en una residencia geriátrica en Cataluña. “En noviembre estuve de baja porque di positivo en una PCR, así yo ya he pasado la COVID y se supone que tengo anticuerpos, aunque todavía tienen que confirmármelo con una prueba”. Aun así, quería ponerse la vacuna para evitar cualquier tipo de riesgo, tanto por su propia salud como la de los residentes. “Después de valorarlo con pediatras y varios médicos, y teniendo en cuenta que tengo un bebé de 15 meses que ya no se alimenta exclusivamente con lactancia, me decidí a ponerla”. Pero en un principio no se lo permitieron.

En Cataluña, las recomendaciones de la Generalitat han cambiado en el último mes: de prohibir en sus documentos de diciembre vacunar a las madres lactantes sin excepción, a permitir desde el pasado 5 de enero vacunar a aquellas de alta exposición al virus o grupo de riesgo. Así se alineaba con las recomendaciones de los organismos internacionales y de la mayoría de las comunidades autónomas. “Justo me la iban a poner el día 5, cuando cambiaron de criterio, y me dijeron que no. Sigo queriendo ponérmela, pero como ya he pasado el virus puedo esperar a que me den una respuesta. Si vuelvo a tener la oportunidad, me vacunaré”. Ha pedido, eso sí, que en el documento de consentimiento no figure que ella se ha negado, sino que se le ha excluido, “porque cuando nos dieron la autorización, yo firmé que sí”.      

María de los Ángeles, matrona en un hospital de Alcoy, Alicante, trabaja muy de cerca con todo lo relacionado con la lactancia y tenía claro que quería vacunarse. “Mi sorpresa fue cuando nos pasaron la circular del centro y vimos que estábamos excluidas, entre otros grupos, las embarazadas y lactantes”. Se había informado mucho sobre el tema y sabía que las madres positivas podían dar la teta porque no excretaban el virus por la leche. Además, es donante de leche en el Banco del Hospital la Fe de Valencia, y cuando llamó para informarles de que se iba a vacunar le dijeron que no había ningún problema y que podría seguir donando la leche. “Que era perfectamente válida y que además me recomendaban vacunarme, y no dejar de dar la teta. Sólo está contraindicado en vacunas de virus atenuados (que contienen el agente infeccioso completo, y no solo su ARN como es el caso de la vacuna contra la COVID)”.  

Varias compañeras comenzaron entonces a hablar de la evidencia científica que había en este sentido y, haciendo fuerza, al final consiguieron que se les vacunase. “Mi preocupación es cuando llegue a la población general, que no tiene tanto conocimiento y además no están expuestas como nosotras al virus y no se les va a querer vacunar. ¿Qué van a hacer esas madres?”.    

Disparidad en los cuestionarios

Hay centros en los que a las sanitarias lactantes no se les prohíbe vacunarse y simplemente se les informa de que no hay estudios realizados al respecto. Y otros, en los que ni siquiera se pregunta en el cuestionario si eres madre lactante o no. 

Tamara Sánchez es ginecóloga en uno de los primeros. “Trabajo en público y en privado, y me han llamado desde ambos para vacunarme”. En el público, al rellenar el formulario y registrarse como madre lactante simplemente “vino un médico de preventiva a avisarme de que la lactancia era un caso excepcional y que no había casos descritos por falta de datos. Le dije que yo aceptaba el riesgo porque creo que son mayores los beneficios”. Hace dos días que se la puso. “Como ginecóloga sé que esta vacuna se puede administrar porque no contiene el virus vivo. Además, cabe la posibilidad de que puedan pasar los anticuerpos al bebé, lo que es un beneficio adicional”.

“En el hospital general de Castellón no te preguntan si estás dando de mamar”, cuenta Neus Gil, sanitaria ya vacunada. “Sí figura una casilla, sin embargo, para que marques si estás en edad fértil y si estás pensando en quedarte embarazada”. El ministerio de Sanidad recomienda, por precaución, esperar entonces un mínimo de dos semanas desde la segunda dosis para empezar el proceso de gestación. La OMS sitúa el límite en tres semanas. Después de informarse en todos los documentos oficiales, Neus decidió que, “después de todo lo que hemos pasado, quería vacunarme sin suspender la lactancia, en ninguna parte se establece que sea incompatible”. 

“Yo ni siquiera me había planteado que la lactancia pudiera ser impedimento para nada”, afirma Isabel Troncoso, médica intensivista en un hospital público de Madrid. Se puso la vacuna hace dos días y no le preguntaron si estaba dando el pecho. “Hay muchas cosas mal entendidas, en general, con los fármacos. Te piden a la primera de cambio que dejes de dar el pecho. Tienden a equipararlo al embarazo, pero el bebé ya está fuera de tu cuerpo”, asegura.

Otras profesionales tienen más dudas y han decidido esperar a que haya estudios concluyentes. Es el caso de Eva Mayor, médica de atención primaria en Barcelona. “Todo indica que no hay riesgo, y respeto y veo bien que haya compañeras que se quieran vacunar. Pero yo no tengo una gran exposición, trabajo en un centro de salud, voy bien protegida y creo que me compensa esperar”. Dice que estos días ha aprendido que “dar recomendaciones es fácil pero cuando eres la paciente y tienes que tomar la decisión lo ves todo de otra forma, es más difícil”. Se vacunará cuando salgan más datos.

Investigaciones en marcha

Los primeros estudios ya están en marcha. María de los Ángeles, por ejemplo, ya ha dado su consentimiento para que el Banco de Leche del Hospital La Fe de Valencia la incluya en el suyo. Por otro lado, el equipo de LactApp, una aplicación especializada en lactancia que congrega a profesionales de diversos ámbitos sanitarios, ha lanzado también un estudio en colaboración con el CSIC para investigar si la vacuna es capaz de transmitir anticuerpos a los bebés en la leche materna. 

Laia Aguilar, jefa médica de la aplicación y una de las coordinadoras de la investigación, relata que la idea surgió cuando “una mujer se puso en contacto con nosotras porque la recomendaron destetar después de vacunarse sin haberle advertido nada antes de ello”. La respuesta fue que 300 mujeres estaban dispuestas a participar. “Hemos incluido a 26, aunque quizá no podamos terminar el estudio con todas”, y puede que más adelante “volvamos a abrirlo con otras vacunas que no sean la Pfizer”.

El procedimiento consiste en extraerles leche materna antes y después de la vacunación para ver si “en la leche se transmiten las inmunoglobulinas al bebé, para así saber si tiene beneficios, y evaluar su salud”. La mayoría de personas que están en primera línea son mujeres”, apunta, “y estamos hablando de una enfermedad que las pone en riesgo. No pueden decidir quedarse en su casa, tienen que estar protegidas”.

Beatriz Martínez concluye que “Nunca habrá evidencias si no hacemos un seguimiento. ¿Por qué en vez de negármelo no me dieron la oportunidad de participar en un registro de mujeres que se vacunan en estas circunstancias? ¡Lo hubiera hecho encantada! Entiendo que las lactantes nos salimos de la norma, que somos una excepción, pero molesta mucho que no se preocupen por hacer nada más que decirte lo que tienes que hacer, además en contra de todas las recomendaciones. Nadie mejor que yo sabe lo que es bueno para mí y para mi bebé”.


Go to Source
Author:

Fiscalía de México exonera al exsecretario de Defensa Salvador Cienfuegos

(CNN) — La Fiscalía de México exoneró al exsecretario de Defensa Salvador Cienfuegos Zepeda. Estados Unidos lo había detenido por cargos de narcotráfico y enviado a su país para enfrentar un posible juicio.

Luego de que Estados Unidos entregó al exsecretario a México bajo cargos de narcotráfico, junto con pruebas y datos, la Fiscalía General de México “determinó el no ejercicio de la acción penal, a favor del General Salvador Cienfuegos».

De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía, la investigación arrojó que Cienfuegos «nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades norteamericanas; y tampoco sostuvo comunicación alguna con ellos, ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos».

El comunicado continúa diciendo que no existe “prueba alguna de que hubiera utilizado ningún equipo o medio electrónico, ni que hubiera emitido orden alguna para favorecer al grupo delictivo señalado en este caso”.


Go to Source
Author: olivertapia

Covid-19: hay más de 33 mil personas anotadas para vacunarse en Córdoba

Más de 33 mil cordobeses que no integran equipos de salud prioritarios ya han manifestado sus intenciones de vacunarse contra el Covid-19 una vez que haya dosis disponibles. Según datos de la cartera sanitaria, hasta el martes pasado 33.043 personas se habían anotado en lista de espera para recibir la vacuna rusa Sputnik V.

Sandra Belfiore, coordinadora del Programa de Inmunizaciones del Ministerio de Salud de la Provincia, le dijo ayer a La Voz que esas personas, en la medida en que haya dosis disponibles y en que se definan los nuevos grupos prioritarios para vacunar, serán convocadas para que puedan recibir la inmunización.

“Hay de todo. Desde personal sanitario que no está en los grupos prioritarios pasando por personas mayores de 60 años, personas con ciertas patologías y también población sana”, explicó la funcionaria de Salud. La mayor cantidad de inscriptos se registró a fines de diciembre y a comienzos de enero, cuando se inició la vacunación en Córdoba.

Belfiore explicó que esas personas serán vacunadas en la medida en que haya dosis disponibles, y que todo dependerá de las tratativas que lleva adelante el Ministerio de Salud de la Nación para conseguir más lotes de vacunas, ya sea de la rusa Sputnik V o de otras marcas e institutos de investigación con los que se está negociando.

Publicidad

Para anotarse y manifestar la intención de vacunarse, hay que llamar a la línea gratuita 0800-122-1444, opción 4, o inscribirse a través de la web vacunacioncovid19.cba.gov.ar. Para esta última opción es necesario contar con clave de Ciudadano Digital (Cidi).

Balance

Ayer el Ministerio de Salud de la Provincia prácticamente agotó el primer lote de 22.050 dosis enviadas por la Nación para la vacunación del personal de salud afectado a la atención de pacientes Covid. “Sólo quedan algunas pocas dosis remanentes en el interior, que se irán aplicando en los próximos días. Casi no tuvimos pérdida de dosis”, indicó Belfiore.

La funcionaria dijo que la información que manejan es que el próximo sábado estaría arribando al país el nuevo lote con el segundo componente de vacunas Sputnik V, las que deberán ser aplicadas con una diferencia de 21 días a las mismas personas que recibieron la primera dosis.

Río Cuarto. El hospital provincial, uno de los 24 vacunatorios del interior. (Tommy Fragueiro)

“Cada persona, cuando recibió la primera dosis, recibió un turno para la colocación de la segunda dosis. Cuando ya estén las vacunas en Córdoba, se les enviará un recordatorio de dicho turno para que se lleguen hasta el centro de vacunación que les corresponde”, señaló Belfiore.

La coordinadora del Programa de Inmunizaciones de la Provincia hizo un balance positivo de la primera etapa de vacunación en Córdoba. “El balance es muy bueno en este contexto, teniendo en cuenta el desafío que implicaba. Por un lado, vacunar contra el Covid-19, un virus que desconocíamos; por el otro, usando una vacuna que necesita preservar una cadena de frío especial, y finalmente, inmunizar al personal de salud con mayor riesgo de exposición”, detalló.

Publicidad

La responsable del área de inmunizaciones dijo que se presentaron muy pocos efectos adversos durante la vacunación, pero que fueron de muy baja intensidad, como fiebre o cefaleas, que desaparecieron en las horas siguientes a la aplicación. “No tuvimos ninguna situación de gravedad por atender”, dijo.

Belfiore dijo que la aceptación de la vacuna fue muy alta entre el personal sanitario, y que en los próximos días analizarán qué porcentaje de esa población objetivo no fue vacunado, ya sea porque no quiso hacerlo o por otros motivos. “La convocatoria era voluntaria”, recordó.

En Córdoba, el personal de salud ronda las 60 mil personas, y –según se adelantó– aquellos que no hayan sido vacunados en la primera etapa estarán dentro de los grupos prioritarios por definir.

Más mujeres

En la primera etapa, se vacunaron muchas más mujeres que varones. Según Belfiore, esto se explica porque los equipos de salud destacados a la atención de pacientes Covid están mayoritariamente compuestos por personal femenino.

“Hay varias disciplinas, como enfermería, fisioterapia o kinesiología, con alta presencia de mujeres. También entre el personal de limpieza”, dijo la funcionaria del Ministerio de Salud provincial.

756 casos en Córdoba y alerta en Villa Huidobro

Córdoba reportó ayer 756 nuevos casos positivos, con lo que el promedio diario de los últimos siete días es de 667 casos. Ahora, el acumulado es de 136.187 infectados desde marzo. El dato llamativo lo aportó la pequeña localidad de Villa Huidobro, en el sur provincial, que en sólo dos días notificó 54 casos.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 15/01/2021 en nuestra edición impresa.

Publicidad


Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Ciudadanos