Tag Archives: Interior

Junta no se plantea “ahora mismo” cerrar los colegios en Andalucía

[embedded content]

EuropaPress – 26/01/2021 15:51

El consejero de la Presidencia, Administración Local e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha afirmado que los centros educativos son “los sitios más seguros” de la comunidad y ha añadido que a día de hoy sólo hay 17 centros cerrados, por lo que la Junta no se plantea “ahora mismo” cerrar los colegios en Andalucía.

(Fuente: Junta de Andalucía)


Go to Source
Author:

“Bandidos rurales”: menos vigilancia y el efecto sorpresa, claves en el crecimiento de los robos a estancias

La modalidad no es nueva, pero en los últimos meses se viene intensificando: los campos del interior de la provincia de Buenos Aires entraron en el radar de las bandas delictivas. La tranquilidad rural, los accesos sin rejas y el “acá es tranquilo, no pasa nada”, empezaron a perder fuerza a medida que fueron registrándose más robos. 
Para los investigadores las crisis económicas y las medidas alrededor del dólar contribuyeron al crecimiento de esta modalidad en zonas en las que antes no conocían de entraderas violentas: ahora los asaltos en casa de campo ocupan a las fiscalías locales. “En la Ciudad y en el Gran Buenos Aires hay más recursos policiales destinados a la prevención del delito, también cámaras de seguridad o retenes en los accesos que, para los delincuentes, incrementan el riesgo de ser atrapados. Las bandas descubrieron que haciendo pocos kilómetros desde la Ciudad hay menos recursos policiales y menos medidas de seguridad en las propiedades porque solían ser zonas tranquilas, donde los robos tenían una lógica diferente”, explicaron a Clarín.
Berni desmanteló la Superintendencia de Patrulla Rural, sacó más de 100 policías entrenados y con vocación para combatir el delito rural y los desparramó sin plan a cualquier lado. https://t.co/17dp41rWD7— Florencia Arietto 🇦🇷 (@Florenciarietto) January 26, 2021

Según pudieron recopilar, entre el 18 de noviembre y el 12 de enero hubo una seguidilla de hechos con características similares. Ladrones que están organizados, con una logística previa y datos respecto de la presencia de dinero en los campos. Es que las operaciones por venta de granos o cabezas de ganado muchas veces se realizan en dólares y, ya sea por cuestiones impositivas o por especulación financiera, ese dinero no se bancariza. Lo mismo ocurre con los montos destinados al pago de salarios.   Los delincuentes encontraron en este tipo de golpes mejores vías de escape y botines más importantes con menor riesgo de ser capturados.

Los caminos rurales son la vía de escape que utilizan las bandas para evadir los retenes policiales. Foto La Sintesis

Por ejemplo, para circular usan “caminos reales”, de tierra y sin iluminación, donde no hay cámaras de seguridad y la circulación es reducida. Los usan los trabajadores o los dueños, pero casi nunca los móviles policiales.Este sábado, en el robo a la Estancia La Lucila, donde la familia Cárdenas fue brutalmente asaltada, los ladrones llegaron en un auto de apoyo y cinco de ellos escaparon en el Honda Accord de la víctima. Sospechan que un tercero llegó hasta la tranquera.Hicieron su escape por caminos internos y evadieron todos los tramos de la ruta en los que -sabían- había cámaras de seguridad. “Después de abandonar el auto y tirotearse con la Policía, huyeron a campo traviesa, sospechamos que tenían un cómplice esperándolos”, advirtieron fuentes policiales consultadas por Clarín. Lo llamativo -advierten- es que evadieron los retenes que se montaron buscando el auto de la familia Cárdenas.  En el campo no habría cámaras de seguridad que hubieran podido detectar a los ladrones, algo que se repitió en hechos anteriores. Por lo que los investigadores creen que las bandas podrían trabajar con un un trabajo previo de inteligencia, para detectar propiedades en las que no quede registro del robo. Tampoco descartan que haya algún entregador. Denuncian que hubo siete robos similares al de Estancia La Lucila, entre el 18 de noviembre y el 12 de enero no sólo en Saladillo, sino también en 25 de Mayo, Lobos y Navarro.

En todos los casos usaron armas, golpearon a las víctimas y las retuvieron. El 29 de noviembre tres ladrones entraron a la “La Magnolia”, un campo ubicado en Salvador María. Redujeron a una familia y a todo el personal de la estancia. Se robaron dinero y hasta diez gallinas que encontraron. Cuando escaparon de allí se escondieron en un camino rural hasta la madrugada e ingresaron a otra propiedad, en la que vivía un Policía.Para varios de los hechos usaron camionetas Toyota Hilux, un modelo que puede pasar inadvertido en la zona. Por ese raid delictivo habían detenido a tres personas. Tenían 350 mil pesos y alhajas.Si bien no hay elementos que los vinculen con el último ataque a la familia Cárdenas, no descartan que pueda tratarse de una ramificación de la misma banda o una extensión del mismo modus operandi. Con las detenciones, esperaban desarticularla, pero el robo a las Cárdenas volvió a poner el foco en los nuevos “bandidos rurales”.DD


Go to Source
Author: Clarin.com

Formosa: polémico video en un centro de aislamiento

La Voz del Interior. Fundado el 15 de marzo de 1904. LaVoz.com.ar. Lanzada el 21 de septiembre de 1996. Año 24. Edición N° 8893. Registro intelectual 56057581. Domicilio legal: La Voz del Interior 6080 – CP: X5008HKJ – Córdoba, Argentina. Teléfono . Propietario: La Voz del Interior SA. Gerente General: Juan Tillard. Director: Carlos Hugo Jornet. Editor: Carlos Hugo Jornet.

Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Política

Formosa: video muestra a personas encerradas en un centro de aislamiento

La Voz del Interior. Fundado el 15 de marzo de 1904. LaVoz.com.ar. Lanzada el 21 de septiembre de 1996. Año 24. Edición N° 8893. Registro intelectual 56057581. Domicilio legal: La Voz del Interior 6080 – CP: X5008HKJ – Córdoba, Argentina. Teléfono . Propietario: La Voz del Interior SA. Gerente General: Juan Tillard. Director: Carlos Hugo Jornet. Editor: Carlos Hugo Jornet.

Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Política

Preocupación en la Junta por la evolución del Covid en Andalucía los próximos 15 días: “La tercera ola sigue creciendo”

SEVILLA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) –
El consejero andaluz de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha expresado este martes la preocupación del Gobierno andaluz por la situación de la pandemia del coronavirus de cara a los próximos quince días porque la tercera ola no ha llegado a su pico máximo, sino que “sigue creciendo”.
En declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, Bendodo ha manifestado que ojalá pudieran creer las palabras del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, relativas a que “ya está bajando la tercera ola”, porque en Andalucía no es así y por lo que se está viendo en el resto de España, tampoco.
Esta tercera ola, según ha recalcado Bendodo, “sigue creciendo en Andalucía y en España” y ha recordado que en esta comunidad ya se han superado los 4.000 ingresos hospitalarios en planta y se está cerca de las 600 personas ingresadas en UCI.
Ha aludido a la incidencia de la cepa británica en este importante aumento de los contagios. Esa cepa, según ha apuntando, entró en Andalucía por el Campo de Gibraltar y es más contagiosa, lo que ha hecho que se estén multiplicando los ingresos en UCI y en planta, mientras que todas las generaciones se están viendo afectadas, aunque la mayor letalidad se da en personas de más edad y en grandes dependientes.
Según la situación descrita por Elías Bendodo, los contagios de una semana se convierten, en un 10 por ciento, en ingresos hospitalarios a la semana siguiente y de éstos un 10 por ciento acaban en UCI y de éstos un 10 por ciento acaban en fallecimiento.
Ha insistido en que si en los últimos días hemos tenido el mayor número de contagios, desde el Gobierno andaluz están muy preocupados por lo que “puede pasar en los próximos 15 días”.
En cuanto a las medidas que está adoptando la Junta para intentar frenar los contagios, Bendodo ha señalado que se está haciendo una “cirugía de precisión” para no tomar una decisión global que afecte a toda la comunidad, sino que se actúa territorio a territorio.
Se ha referido así a las medidas sobre el cierre perimetral de municipios con un tasa de incidencia de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos quince días, y al cierre perimetral y de las actividades no esenciales en los municipios con una tasa de más de 1.000 casos.
Ha recordado que la Junta ha pedido al Gobierno central que permita a las comunidades adelantar el toque de queda a las 20,00 horas y que en aquellos municipios que superen los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes se pueda decretar también un confinamiento domiciliario.
Sin embargo, según el consejero, el Gobierno central es como “el perro del hortelano” porque ni gobierna ni legisla ni toma decisiones, pero tampoco quiere que lo hagan las comunidades. “Si se trata de asumir el desgaste, lo asumimos las comunidades porque lo primero son salvar vidas”, ha dicho Elías Bendodo, quien ha considerado una “locura” que el Ejecutivo nacional pretenda centrar ahora toda la atención y que estemos “pendientes” de las elecciones catalanas del 14 de marzo por el hecho de que Salvador Illa se vaya a presentar como candidato a la Presidencia catalana por el PSC.

Go to Source
Author:

COREA DEL SUR PIB – El PIB surcoreano se contrajo en 2020 un 1 %, su mayor caída desde 1998

El producto interior bruto (PIB) de Corea del Sur se contrajo en 2020 un 1 % respecto al año precedente, lo que supone el peor dato desde 1998 y se atribuye al impacto de la pandemia, según el dato publicado hoy por el banco central del país.La evolución mejora ligeramente las previsiones del Banco de Corea (BoK), que vaticinaban un retroceso del 1,1 % de la cuarta economía de Asia.

Go to Source
Author:

Israel no reconoce como judía comunidad Abayudaya en Uganda

El Ministerio del Interior de Israel notificó este lunes al Tribunal Supremo de Justicia que los miembros de la comunidad judía Abayudaya, radicada en Uganda no aplican para obtener la ciudadanía israelí mediante la Ley del Retorno. 

LEA TAMBIÉN: 
Tribunal ecuatoriano condena a exvicepresidente Jorge Glas

La decisión se conoció tras revelarse que el Estado israelí negó una petición de inmigrar presentada en el Tribunal Supremo de Justicia por un miembro de la mencionada comunidad; lo cual revierte un dictamen de la Agencia Judía emitido en 2016, donde sí reconocía a los Abayudaya como judíos. 

En tal sentido, el director de la Asamblea Rabínica del Movimiento Conservador en Israel, el rabino Andy Sacks, opinó: “la idea de que el ministro del Interior de Israel debería tener el poder de rechazar la legitimidad de las comunidades judías de la diáspora apoyadas por las principales denominaciones es tan insultante como contraria a los criterios escritos de su propio Ministerio”. 

Desde que la Agencia Judía reconoció a los Abayudaya como una comunidad judía ha intentado convencer al Ministerio del Interior para que acepte la determinación. No obstante, la institución ha variado su opinión del tema y en correspondencia ha desarrollado las acciones con respecto al tema. 

Le corresponde al Tribunal Supremo de Justicia de Israel decidir si acepta o no la decisión del Ministerio. Analistas internacionales prevén que un fallo a favor de la institución estatal podría tener serias repercusiones para las “comunidades judías emergentes” de todo el mundo.  

La Ley de Retorno permite a cualquier judío y a cualquier persona con un padre o abuelo judío establecerse en Israel y convertirse en ciudadano. Sin embargo en el caso de los ciudadanos africanos con dichos vínculos queda sin efecto. 


Go to Source
Author:

Para ver desde la calle, con los ventanales como límite y protocolo: singular muestra de arte en Retiro

Durante casi un año, vimos el mundo semiencerrados, desde el interior de nuestras casas, a través de las ventanas, desde los balcones, asomados a las puertas. Ahora, el Espacio de Arte Fundación OSDE pone en juego una idea que tiene que ver con eso. Las ventanas vuelven a ser un límite pero, en este caso, hay que mirar “desde afuera”. A través del cristal. Paisaje, la exposición que acaba de inaugurar en su sede de Retiro, muy cerca de la 9 de Julio, se observa en la vereda, sin entrar, con los vidrios de su fachada como intermediarios.
¿Una muestra presencial o no tanto? “Si bien muchos museos y galerías empezaron a abrir con protocolo”, explica a Clarín Betina Carbonari, la coordinadora de Arte de la Fundación, “al ser una empresa de salud, se decidió no abrir las puertas, pero sí mantener y renovar la forma de comunicarse con la gente”. El inusual requisito se terminó convirtiendo en su concepto central: el “desde afuera”. Así como otros artistas han explorado el arte desde el encierro, las curadoras de la fundación trabajaron en hacer una selección y una puesta museográfica que invitara al espectador a asomarse por la enorme vidriera semicircular en el encuentro de las calles Arroyo y Esmeralda. Esta idea no solo se materializa en cómo acceden los espectadores a las 9 piezas elegidas entre las 200 que conforman el acervo de Fundación OSDE, sino que también fue el criterio reinante en su selección. No se trata de obras creadas durante la pandemia. La mayoría fueron adquiridas a partir de los premios de artes visuales que la fundación organizaba entre 2004 y 2006, años de crisis económica. Aun así, su temporalidad tiene un porqué. La curadora Micaela Bianco encuentra abundantes puntos en común entre el post-2001 y el 2020: “Pandemia mediante, la crisis económica, la desocupación, ciertas angustias son temas que vuelven, pero resignificados”, explica.

“Recolectores de papa” (2005), de Nicolás Martella, Fotografía color s/papel, 80 x 125. Foto: Fundación Osde

Otro de estos puntos de encuentro es la relación con la calle. En el trabajo fotográfico de la santafecina Valeria Gericke, por ejemplo, podemos ver registros de lo que se veía bajo su estudio, en el centro de la ciudad de Rosario, por aquellos años de crisis económica: los manifestantes pasaban bajo su ventana, donde reinaba el caos sonoro de los bombos y las multitudes, a media cuadra la sede de gobierno de la Universidad Nacional de Rosario. Hoy en día, como quiso destacar la curadora con esta elección, esa vista, este paisaje recortado por los marcos de la ventana, nos apela. Con la llegada del Covid, la calle atravesó una enorme resignificación; esa mirada de águila, desde la ventana o el balcón, es el paisaje urbano de nuestro día a día, es nuestro punto de acceso al mundo. La imagen innegablemente similar que eligieron colocar junto a la fotografía de Gericke es una de las pinturas ganadoras del Premio Regional de la fundación en 2005; se trata de Paso, del platense Fabián Giménez. Nuevamente, vemos una imagen de la calle, vista desde arriba, la captura de un momento cotidiano que, 16 años después de su creación, nos dice cosas nuevas. De las ventanas nos movemos a otro de nuestros habituales espacios de encierro: los autos. En la serie Onda Roja entre Constitución y Longchamps, Juan Andrés Videla retrató en 2006 el paisaje desde su ventanilla cada vez que un semáforo lo detenía en su recorrido habitual en automóvil. Estas fotografías luego las convirtió en pinturas, como esta que se presenta, lúgubre, en una de las paredes del fondo de la exposición. En una clara vinculación encontramos Pasajes 06, de Elisa Strada. Se trata de una fotografía tomada desde un colectivo, luego retocada digitalmente e impresa sobre chapa. Puro movimiento.

Como si miráramos desde el encierro del balcón, el acrílico sobre tela “Paso” (2005), de Fabián Giménez. Foto: Fundación Osde

Lo urbano da lugar a los márgenes en la pintura en Silencio en la noche, de Mariano Sapia. Vemos un atardecer suburbano, a orillas del Riachuelo, donde una fila de cartoneros, con sus carros y sus bultos, se forma en el exterior de una fábrica. Los colores fríos y quebrados se cortan con planos geométricos, en colores saturados y vibrantes. Este es un ejemplo de cómo los paisajes que fueron seleccionados para esta muestra (que no por nada lleva la palabra ‘paisaje’ en su nombre) no constituyen una mera romantización de la naturaleza o de la ciudad. Son paisajes con contexto, con contenido social, político. Incluso aquellos que no son urbanos, los más tradicionales paisajes naturales, exponen su dualidad: es el caso de la obra de Cristian Prunello (nacido en Mar del Plata, residente en París), lo que parece ser un paisaje campestre y bucólico, en realidad es una representación de la Reserva Ecológica de Buenos Aires. “Es un paisaje inventado. Yo no lo inventé”, son las palabras del artista que acompañan a su pintura en el catálogo de la muestra. Con esta información, se devela el engaño detrás de la imagen: lo que parece natural puede ser artificial. ¿Y acaso no tenemos ahora nuestras propias contradicciones y ambigüedades en relación con la naturaleza? Por un lado, añoramos aquel espacio abierto donde podemos ser libres, quitarnos el barbijo y respirar aire puro; por otro lado, viajar se ha vuelto poco prudente, complicado o inaccesible. Otra mirada sobre la naturaleza es la de Beatriz Moreiro, quien, desde la reserva natural en el Chaco donde vive, trabaja con los elementos que la rodean. La escultura que trae a la Fundación OSDE es una copia del caraguatá, una especie vegetal que, si bien se caracteriza por su dureza, se encuentra en peligro de extinción. Esta contradicción se evidencia mediante el material que eligió para replicarla: el acero. En otras palabras, le da eternidad a algo que parece estar encontrando su fin.

¿Es pintura o es fotografía?: “Sombra en un Cerrito” (2006), de Adriana Bustos. En la obra, la artista habla de los caballos dedicados al cartoneo. Foto: Fundación Osde

Finalmente, hay dos obras que se destacan porque se constituyen como una síntesis de este encuentro entre el paisaje, la naturaleza y el comentario social, que a su vez se encarna en una figura central. Por un lado, tenemos a la protagonista de la exhibición, ubicada junto al texto curatorial: Sombra en un Cerrito, de Adriana Bustos. A simple vista, esta imagen nos hace dudar: ¿es pintura o fotografía? Vemos pinceladas densas, un paisaje casi impresionista sobre el cual se destaca la figura de un caballo hiperrealista. Finalmente, nos enteramos que se trata de una foto. Efectivamente, el cuadro se llama Sombra en un Cerrito porque “Sombra” es el nombre del caballo y “Cerrito” es el nombre del pintor cordobés autor de la pintura del fondo, que Bustos reprodujo en un telón para usar de fondo en su retrato. La serie en la que se enmarca este cuadro fue ideada por la artista oriunda de Bahía Blanca a partir de la crisis de 2001, en la que fotografió de este modo a caballos de cartoneros. “Es, por un lado, un homenaje a la historia del arte; por otra parte, es un paisaje, que habla de la desocupación, de la inseguridad, de este 2001 que dejó sin trabajo a un montón de gente. Y el caballo, el emblema del campo argentino, representa el exilio; fue sacado de su campo y descontextualizado”, reflexiona Bianco.Depende de dónde estemos parados, de la luz del sol, de la hora del día, empiezan a aparecer personas dentro de la sala: son nuestros propios reflejos, que nos miran, fantasmagóricos. En una nota similar -y también una cita a la historia del arte- nos encontramos con Recolectores de papa, del platense Nicolás Martella. Esta fotografía tomada en Nicanor, provincia de Buenos Aires, hace una referencia directa a Las espigadoras, de Jean-François Millet. Nuevamente, el paisaje se usa para hablar del mundo del trabajo. Además del claro comentario económico y sociológico, la obra es muy interesante desde lo formal, desde cómo el artista logró capturar a los recolectores en un ángulo tan particular que los cosechadores parecen desarmarse y en el que se torna difícil distinguir cuáles son partes de su cuerpo, cuáles son las bolsas donde meten las papas, dónde terminan ellos y dónde empieza la tierra que los cubre. “La pandemia hizo que peligraran ciertas cosechas de papa, por el tema de los trabajadores golondrina. Hay mucho más que dos cuerpos y dos papas en esta foto”, comenta la curadora de la exposición, aún haciendo énfasis entre las conexiones entre el 2001 y la crisis del Covid.

El reflejo en los ventanales cambia según la posición, y aporta a la atmósfera. Foto: Maxi Failla

Así, si bien se trata de trabajos de hace unos cuantos años, en todos hay una mediación que nos hace pensar en el criterio reinante: A través del cristal. Paisaje. Y, al cristal por el que vemos las 9 obras de arte, se suman otros cristales, los de los dispositivos electrónicos. Junto a la entrada, ploteado en el vidrio del edificio, hay un código QR, a través del cual, en sus teléfonos, los visitantes pueden acceder al catálogo de la muestra (como ahora tantos bares y restaurantes hacen con sus menúes). También se aprovecharon los vidrios para plotear aquella información que habitualmente vemos en pequeñas tarjetas al lado de cada obra dentro de un museo o una galería: artista, año, técnica. En este caso, si bien el arte está dentro del edificio, la información está adelante, ubicada de tal forma que es fácil asociarla a la pieza a la que refiere. Así, la propuesta se articula en varios planos, generando profundidades y cercanías.En este desafío de puesta museográfica, tanto el equipo de la fundación como los espectadores aprendemos cosas nuevas al relacionarnos con una muestra de arte. Aquí, frente a estos vidrios, depende de dónde estemos parados, de la luz del sol, de la hora del día, empiezan a aparecer personas dentro de la sala: son nuestros propios reflejos, que nos miran, fantasmagóricos. Si el sol pega en un mal ángulo, nos impiden ver bien la obra que tenemos frente a nosotros, lo que nos obliga a pegar la cara contra el cristal -casi como si quisiéramos atravesarlo-, cubrir nuestra frente con las manos, como una visera improvisada, para espantar los fantasmas y ver aquellos paisajes con claridad.VisitaEspacio de Arte Fundación OSDE, Arroyo y Esmeralda, Retiro. Sigue hasta el 20 de marzo. Se puede ver de lunes a domingos, entre las 8 y las 21. EV


Go to Source
Author: Clarin.com