Tag Archives: nacía

Econovo apunta a fabricar el primer camión eléctrico en Argentina

A comienzos de 2003, nacía en el interior de Córdoba la empresa Econovo, que en ese entonces se dedicaba a la producción de equipos para higiene urbana. Con un recolector de basura con alta tecnología, de a poco se fue posicionando en el mercado local. Hoy la empresa ya abarca también otros sectores, como lo hace con su línea agrovial.

Más de 15 años después y con una pandemia de por medio, Econovo prepara el primer camión eléctrico hecho completamente en Argentina.

Se trata de un equipo de recolección de basura y lavacalles con una duración autónoma de ocho horas y que formará parte de su línea sustentable. “En dos meses, vamos a tener el primer camión eléctrico 100 por ciento argentino. Va a ser un producto único, y lo desarrollamos para la recolección de basura, principalmente, pero se puede utilizar para cualquier otro servicio, como transporte de mercadería, por ejemplo”, cuenta Oscar Scorza, fundador de la empresa.

La innovación tecnológica siempre estuvo en la línea de acción de la firma, y esto se vio reflejado en el nivel de producción de 2020 que, según cuenta Scorza, fue superior a los números que dejó 2019. “En marzo parecía que venía un año malo, pero lo pudimos estabilizar y cumplir con las metas que teníamos”, dice.

Además, el producto estrella de Econovo fue el camión fumigador que desarrolló por completo durante la pandemia por Covid-19.

“La pandemia nos agarró en Estados Unidos, habíamos ido a buscar nueva tecnología y accesorios para desarrollar este equipo, que tuvo gran éxito. Somos los únicos fabricantes del país de este tipo de producto”, explica Scorza sobre los camiones de desinfección a través de microgotas de dengue, chikunguña, zica y Covid-19.

Nuevos horizontes

2020 fue un muy buen año para Econovo, ya que también aumentó sus exportaciones en relación con 2019. La cordobesa envía maquinaria a Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, y con su nuevo camión fumigador planea conquistar nuevos mercados en México, donde ya tiene bases, y en Centroamérica. “Son países pequeños, pero de gran consumo, ya que no tenemos gran competencia allí”, afirma Scorza. “Además, seguimos incorporado marketing y logística para continuar creciendo en México, para poder complementar nuestros equipos ahí”, continúa.

Pero su mercado no se queda en el continente americano. A mediados de 2019, la compañía firmó un acuerdo de fabricación en India, para elaborar en aquel país su maquinaría y desde ahí abastecer países del norte de África. “Es un proyecto que va caminando lento, porque estamos readecuando nuestros productos para abastecer países a los que sería imposible llegar desde Argentina”, sostiene Scorza.

De cara al 2021

Además del lanzamiento del camión eléctrico, Econovo tiene en desarrollo la puesta en marcha de una planta de reciclado bajo el nombre “Econovo, economía circular”. Se trata de un proyecto que busca la revalorización de materiales y de residuos, y la generación de energías renovables.

Otra novedad es el convenio de comercialización que cerró con el Grupo Escorts de India, para la distribución y la fabricación de máquinas viales Escorts y tractores Farmtrac en Argentina. Cabe destacar que durante 2020 la empresa logró un importante flujo en la venta de tractores, un producto que ahora busca nacionalizar.

“Estamos presentando en Nación un tractor de baja potencia, de hasta 100 caballos de fuerzas, para abastecer a las economías regionales. Creemos que es una muy buena oportunidad, ya que traeríamos el kit de India y lo armaríamos en Argentina”, enfatiza Scorza.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad


Go to Source
Author: LaVoz.com.ar | Negocios

Se cumplen 91 años del nacimiento de la única actriz que se convirtió en Princesa, Grace Kelly

MADRID, 12 (CHANCE)

Tal día como hoy, en el año 1929, nacía en Filadelfia, Estados Unidos, Grace Kelly. Hija de un constructor multimillonario, se educó en los mejores colegios del país y siempre tuvo claro que sería actriz. Y vaya si lo fue, pero el destino tenía preparado para ella un papel mucho más importante, el de princesa de un pequeño Estado europeo, Mónaco, y reina del corazón de todos los monegascos.

Con una belleza angelical y un porte elegante y aristocrático, una ilusionada Grace se mudaba a Nueva York con 18 años para cumplir su sueño de dedicarse al mundo de la interpretación. Trabajó como modelo publicitaria a la vez que hacía sus primeros pinitos en teatro y televisión, pero pronto le llegaría su oportunidad. En la década de los 50 comenzó su meteórica carrera cinematográfica y, con su segunda película, “Solo ante el peligro” – al lado de Gary Cooper – se convirtió en una de las actrices más admiradas de Hollywood y en una de las novias de América. Tuvo una carrera tan breve como impresionante, y a pesar de trabajar como actriz tan sólo cinco años, y rodar 11 películas, sus papeles en “Mogambo” – con el legendario galán Clark Gable – “Crimen perfecto”, “Atrapa un ladrón”, “La ventana indiscreta”, “Alta sociedad” o “La angustia de vivir” – película por la que consiguió el Oscar a mejor actriz – la convirtieron en un auténtico icono.

En la cima de su carrera, y con solo 26 años, la actriz conocía en una fiesta en Nueva York a Rainiero, príncipe de Mónaco, un pequeño estado de Europa situado en la Costa Azul y que, de inmediato, le robó el corazón. Tan solo un año después, en 1956, la enamorada pareja protagonizaba una inolvidable boda en el Principado, tras la que Grace Kelly se convirtió en Gracia de Mónaco.

Elegante, sofisticada, distante y espectacularmente guapa, el mundo perdía a una gran actriz pero ganaba a una princesa de cuento de hadas, que representó a la perfección su papel y convirtió al pequeño principado en uno de los lugares más glamourosos del mundo. Inseparable de Rainiero – que nunca superó su muerte – Grace tuvo tres hijos: Carolina, Alberto y Estefanía. Precisamente con ésta, de 17 años, viajaba en coche por las sinuosas carreteras de Mónaco cuando, el 13 de septiembre de 1982, sufría un terrible accidente de tráfico – que a día de hoy sigue siendo todo un misterio – por el que, un día después, perdía la vida.

Gracia de Mónaco fallecía, dejando al mundo desolado, a los 53 años. Hoy, hubiese celebrado su 91 cumpleaños pero, cosas del destino, vivió tan rápido como murió. Por suerte, tenemos sus memorables interpretaciones en clásicos del cine como “Crimen perfecto”, “Mogambo” o “Atrapa a un ladrón” para recordar a esta gran actriz que representó, como princesa, el mejor papel de su vida.


Go to Source
Author: Infobae Newsroom

“Para el extranjero, La Habana es la materialización del sueño americano”, según laureado cineasta

Hace 500 años, paralelamente al descubrimiento del Nuevo Mundo, nacía en Europa el concepto de utopía, de un mundo soñado que hoy en día el extranjero sigue perpetuando en La Habana, según cuenta “Epicentro”, una cinta de Hubert Sauper, que pone el dedo en la llaga de las contradicciones históricas que hicieron de la capital cubana un lugar único.

Con la participación de Oona Chaplin –nieta de Charlie Chaplin–, “Epicentro” se estrenó recientemente en Francia, donde cosecha buenas críticas, tras llevarse este año el Gran Premio del Jurado al mejor documental internacional del Festival de Sundance.

Su director, el austríaco Hubert Sauper, fue nominado al Óscar en 2005 por “La pesadilla de Darwin”, en la que denunciaba el explosivo comercio de la perca del Nilo en Tanzania, reflejo de los abusos del sistema capitalista.

Esa misma “dialéctica perversa entre norte y sur”, en palabras del cineasta, volvió a empujarlo a agarrar la cámara en La Habana, donde vivió durante tres años impartiendo clases en la Escuela Internacional de Cine.

A través de la mirada libre y a la vez politizada de una niña, Leonelis, y de otros “jóvenes profetas”, como los denomina el cineasta, “Epicentro” reflexiona sobre cómo el turista convierte La Habana en un espejismo, en un “American dream” a bordo de un descapotable que avanza reluciente por el Malecón.

Sauper carga contra este turismo superficial que considera consecuencia del último siglo en Cuba, iniciado simbólicamente en 1898 con la explosión en la bahía de La Habana del navío “USS Maine” por causas indeterminadas, pero que sirvió de pretexto a Washington para iniciar la guerra hispano-estadounidense y lanzarse en la carrera hacia su hegemonía mundial.

Pregunta: ¿Qué le llevó a filmar “Epicentro”?

Respuesta: Hace 20 años que giro en torno al mismo tema, esta dialéctica a veces perversa entre norte y sur y me di cuenta de que hay grandes paralelismos entre la dialéctica norteamericana y la de América Central y del Sur. Por ejemplo, el “American dream” y la revolución cubana son variaciones del mismo concepto: la utopía, susceptibles ambas de convertirse en distopía.

P: La película presenta La Habana como el paraíso soñado de los turistas. ¿Así lo sintió mientras vivió allí?

R: Para el extranjero, La Habana, que fue la primera ciudad cosmopolita del planeta, la única donde se cruzaron históricamente personas de todos los continentes, es la materialización del sueño americano: los grandes autos, las mujeres que bailan, las piscinas en hoteles de lujo… Incluso los niños cubanos aspiran a ello. Y los turistas cuando toman sus fotografías alimentan ese cliché, así como las parejas que se retratan frente a la Torre Eiffel refuerzan la idea de que París es la ciudad del amor.

P: En su película, aparece un fotógrafo extranjero que explica que no da dinero a los niños que retrata porque “es un honor” aparecer en sus instantáneas y eso le da pie a usted a preguntarse hasta qué punto el trabajo del artista es también una especie de turismo.

R: Es una pregunta que me hago todos los días. ¿Qué hago aquí en tanto que europeo? Pero trato de verme no como un extranjero en La Habana sino como un artista y a la vez un ser humano que mira a los ojos de otro ser humano.

P: “Epicentro” también reflexiona sobre cómo el cine puede convertirse en un instrumento de propaganda.

R: Sí, ahí está el ejemplo de la explosión del “USS Maine”. Sucedió durante la noche, sin apenas testigos, y en cambio el mundo fue testigo de una explosión falsa filmada con barcos de madera en una bañera y humo de cigarro para simular las explosiones. Esas imágenes falsas sirvieron para inculpar a España y provocar la primera guerra intervencionista de Estados Unidos, que desembocó en su hegemonía mundial.

P: ¿Qué supone para un director estrenar un filme durante la actual pandemia?

R: Me da mucha pena ver que la gente no ve las películas en el cine sino en el ordenador. Así no se pueden “vivir”. Pero no es el covid-19 lo que está provocando la desaparición de las salas, sino las plataformas como Netflix y esta costumbre creciente de consumir todo en casa, en una especie de aislamiento.

app/mis


Go to Source
Author: